Las organizaciones que forman parte de la Plataforma Mayores en Acción de Madrid, la FRAVM entre ellas, han decidido sumarse e impulsar las movilizaciones propuestas para esos dos días. “Todos sabemos que solo la movilización de las y los pensionistas, pero también de quienes están hoy en activo, podrá frenar y revertir el actual estado de cosas”, indica la plataforma en una nota que ha hecho pública con motivo de las protestas.

Un estado de cosas que tiene que ver con la enorme pérdida de poder adquisitivo de los pensionistas de los últimos años, con los recortes sociales y la escasa aplicación de la Ley de Dependencia, entre otras cosas. Una situación de progresivo empobrecimiento que no va a mejorar, a tenor de la “miserable” subida del 0,25% de las pensiones para este año aprobada por el Gobierno, así como de los mensajes alarmistas sobre la falta de viabilidad del actual sistema de pensiones que nos llegan un día sí y otro también desde los ámbitos político, mediático y, por supuesto, empresarial. “El tema de las pensiones está de rabiosa actualidad, y no es ajeno a ello la presión de la banca y las aseguradoras para que se potencien los planes privados”, señala Mayores en Acción.

La Comisión del Pacto de Toledo está a punto de emitir sus recomendaciones para los próximos años y el Gobierno de Rajoy teje actualmente sus alianzas parlamentarias para aprobar, cuanto antes, los Presupuestos Generales del Estado para 2018. En este contexto, nuestros mayores se empeñan en “acumular fuerzas y presionar en todos los ámbitos, buscando la mayor unidad de acción posible para conseguir que se atiendan nuestras peticiones”.

Peticiones como la recuperación del poder adquisitivo perdido en los años de congelación de las pensiones, la reversión de los recortes, la eliminación del llamado factor de sostenibilidad de las pensiones futuras y la protección de las personas desempleadas mayores de 52 años. “Dinero hay, lo que no hay es un reparto equitativo de la riqueza. Porque nos hablan mucho de que hay que recortar el gasto, pero nada o casi nada de aumentar los ingresos por la vía de que paguen más quienes más tienen y que han resultado ser los verdaderos beneficiarios de la crisis”, asegura Mayores en Acción, antes de lanzar una advertencia: “hay que recordarles que las personas mayores de 65 suponen el 24% del censo electoral y que estaremos muy atentos a lo que hagan, digan o no digan de las pensiones”.