Inquietud y también desconfianza por las contradicciones detectadas entre las declaraciones del concejal José Manuel Calvo y la información publicada en la web del Ayuntamiento sobre el convenio firmado el 4 de diciembre de 2018 entre el Consistorio, Mahou San Miguel y el Club Atlético de Madrid. Las fechas no cuadran.

Por ello, los citados colectivos demandan conocer los detalles de dicho convenio así como el proyecto de demolición del estadio Vicente Calderón. En concreto, cuándo y cómo se van a llevar a cabo las obras y cuál es el plan de salud ambiental con medidas preventivas y durante la ejecución de las obras que garantice la seguridad de la población escolar de los centros educativos colindantes y de los vecinos y vecinas.

Además, reclaman que sea atendida sin más demora su petición de reunión, abierta a los vecinos y las familias de los centros escolares, con las áreas de Desarrollo Urbano Sostenible, Movilidad y Medioambiente, Madrid Salud y la empresa de demolición del estadio Vicente Calderón.

Por ende, apelan a todos los grupos políticos para que cumplan su compromiso con los ciudadanos después de que el pleno de la Junta Municipal de Arganzuela del 14 de noviembre de 2018 aprobase por unanimidad una proposición de las AMPAs solicitando un calendario de demolición del estadio Vicente Calderón coordinado con el calendario escolar y un plan de salud ambiental para minimizar el impacto de las obras en las personas del entorno y, sobre todo, en la población escolar más vulnerable.

Denuncian la falta de transparencia y diálogo del Ayuntamiento de Madrid y lamentan que este gobierno municipal abandone el “urbanismo del consenso” que pretende reivindicar. Piden coherencia al Consistorio y que se anteponga la salud de la ciudadanía a los intereses privados.

Manifiestan nuestra preocupación porque las noticias que les llegan del proyecto a través de los medios de comunicación anuncian el resurgir de la especulación y una nueva burbuja inmobiliaria en la zona con precios desorbitados para las nuevas viviendas.

Por último, recuerdan que la ciudadanía ya consiguió parar un Plan urbanístico Mahou-Calderón y que tomarán todas las medidas que estén en sus manos para impedir que estas obras se lleven a cabo si no está garantizada la salud de los vecinos y escolares. #AsiNoMahouCalderon