El pasado viernes 28 de septiembre, las intensas lluvias registradas en Madrid volvieron a poner en evidencia el lamentable estado de la avenida de Los Rosales, en el barrio de Butarque (Villaverde), que estuvo cerrada al tráfico durante varias horas y donde varios vehículos se vieron gravemente afectados por el agua acumulada.

Pero no solo: la AV Butarque informa que el tráfico también sufrió cortes en el túnel de salida de la plaza de los Metales y en la A4, lo que hizo que ‘toda la zona se haya convertido en una ratonera’.

En palabras de la asociación, esta situación demuestra que el barrio está ‘muy mal comunicado’ y que ‘es necesario realizar un estudio para mejorar los accesos por las diferentes vías’, una reivindicación que ‘hasta el momento han sido sistemáticamente ignoradas tanto por el Ayuntamiento, como por la Comunidad de Madrid como por el Ministerio de Fomento’.