La Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) denuncia la desproporcionada acción policial desplegada ayer en las inmediaciones del Congreso de los Diputados durante la celebración de la manifestación, previamente autorizada por la Delegación de Gobierno, que llevaba por lema “25S, rodea el Congreso”.

Decenas de miles de personas afectadas por las consecuencias de la crisis (el paro, los desahucios, una reforma fiscal injusta…) se dieron cita en el centro de la ciudad para denunciar el “fraude social” cometido por unos gobiernos que “sistemáticamente” actúan en sentido contrario al de sus compromisos electorales, exigir la conformación de unas instituciones válidas y la articulación de cauces que permitan a la ciudadanía participar en las decisiones que afectan a su futuro: reivindicaciones que deberían sobrar en una democracia consolidada.

La jornada, en la que se sucedieron las cargas policiales (en la plaza de Neptuno, en el interior de la estación de Atocha…) se saldó con 35 detenidos y 64 heridos, uno de ellos muy grave. Todo ello fue precedido por la identificación de las personas que viajaban desde diferentes puntos del Estado y la imputación, días atrás, de algunos de los promotores de la movilización, acusados de un presunto delito “contra altos organismos de la nación tipificado en el art. 494 del Código Penal’.

La FRAVM entiende que la desproporcionada presencia policial y sus injustificadas intervenciones de ayer, sumadas a los intentos previos de criminalizar a los convocantes constituyen graves atentados a algunos de los fundamentos de la democracia. Es inaceptable que a la violencia económica que padece la ciudadanía (en Madrid casi el 20% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza) se sume la violencia política y policial dirigida a impedir o a entorpecer el legítimo ejercicio de la libertad de expresión y el derecho de manifestación.

Por último la federación vecinal llama a la ciudadanía madrileña a seguir movilizándose de forma firme y pacífica en defensa de sus derechos.

Foto: Fotogracción.