“Este establecimiento público, único en su especie en las cercanías de Madrid (…) se abrió en 1825 y, muy desde luego recibió del público la favorable acogida que era de esperar”. Con estas palabras describía la Finca de Vista Alegre Ramón de Mesonero Romanos en su Manual de Madrid. Descripción de la corte y de la villa (1825). “En esta casa se reune cuanto puede desearse para pasar un día agradable; diligencias repetidas para trasladarse á ella, jardines graciosos, baños cómodos, habitaciones decentes, juegos campestres, fonda, café, botilleria, juego de villar y, últimamente un gabinete de física recreativa con muchos objetos recreativos y curiosos. Toda esta reunion de comodidades, unida á las funciones campestres que suelen darse los dias festivos con juegos, volatines, globos, fuegos de artificio y demás, han producido una concurrencia extraordinaria a esta casa, reuniéndonse a su puerta mayor numero de carruajes que en ninguna otra funcion de Madrid”.

 Desde hace tres décadas, las asociaciones vecinales del distrito han peleado para que la finca, en la actualidad ocupada por diferentes instituciones, se abra otra vez al “uso y disfrute de las vecinas y vecinos”, una batalla a la que se ha sumado la asamblea popular del 15M del distrito recordando que el Plan vigente de Ordenación Urbana de Madrid (PGOUM) califica la parcela como “de equipamientos públicos”. Consideran que es el momento de hacerlo, toda vez que en estos momentos el Ayuntamiento de la capital está llevando a cabo la revisión del PGOUM. “Esta joya encastrada en el tejido urbano de Carabanchel ve hoy desfigurada su traza original –denuncian–, sometida a un declive prolongado por la implantación de instalaciones cuyo uso nada tienen que ver con los de su primitivo carácter, de granja, palacio de recreo y jardín paisajista. Hoy vemos con preocupación –añaden – cómo se desalojan equipamientos sociales dentro de la finca y, paralelamente, se llega a acuerdos con la Universidad privada de Nueva York, ofreciendo la finca y aledaños como campus universitario privado para la elite económica e intelectual”.

 Con el objeto de ejercer la presión necesaria para recuperar esta finca de recreo para el uso de la ciudadanía, la Coordinadora de Asociaciones de Carabanchel, la Asamblea Popular del 15M y la AV Carabanchel Alto han constituido la Plataforma por el Uso Público de la Finca de Vista Alegre, que se presentará mañana a las 11.30h en el Centro Cultural de Oporto (Avda. de Oporto 78). La iniciativa ha sido apoyada por otras asociaciones del distrito, como ARACIL, Familiar San Vicente de Paul, AV Carabanchel Bajo-San Isidro, Asoc. de Mujeres Coraje, Magerith, Asoc. Cultural La Imprenta Aire, así como por la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) y CCOO Madrid.