El anuncio hecho público esta mañana por el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, de que el Ayuntamiento de Madrid prevé un ‘incremento cero’ en los tributos municipales para el año 2010 y una ampliación de los límites para poder acogerse a una exención total en el pago de la tasa de la basura por motivos económicos no va a detener la campaña promovida por la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) para exigir la inmediata retirada de esta tasa.

La FRAVM, que representa a 170 asociaciones vecinales radicadas en la ciudad de Madrid, saluda las medidas que puedan suponer un alivio en la carga fiscal que soportan las clases trabajadoras, fundamentalmente los sectores con menos recursos. No deja de sorprender, sin embargo, que el anuncio de congelación de los impuestos municipales se haga poco después de comenzar a aplicar la ‘tasa de basuras’, una medida que ha generado una amplia oposición vecinal.

El movimiento vecinal aboga por una política fiscal progresiva que garantice el reequilibrio social y el mantenimiento de los servicios públicos. Una política fiscal que, en tiempos de crisis como los que estamos viviendo, no suponga una carga más para los que menos tienen, sino una garantía para el mantenimiento de los derechos de ciudadanía y el bienestar social.

Por todo ello y, dado que la tasa de la basura grava de manera injusta a los vecinos, la FRAVM mantiene su campaña de movilización contra la tasa, una campaña cuya primera fase culminará en la concentración prevista para el próximo domingo 15 de noviembre a las 12h. en la Puerta del Sol y que no se detendrá hasta que el Ayuntamiento de Madrid retire la tasa.