Desde hace 40 años Alcalá de Henares y sus vecinas y vecinos sufren el inaguantable hedor que se desprende el vertedero de la localidad, además del ‘paisaje’ que deja, una montaña de basura que se aproxima a una ciudad Patrimonio de la Humanidad, única en tener tal ‘galardón’. A unos cientos de metros del basurero se ubica el Cementerio Jardín, el Parque Natural de ‘Los Cerros’, colegios, institutos, parques, plazas… que tienen una “imagen de postal al fondo, un vertedero ilegal, que ni siquiera tiene licencia para serlo; simplemente, alguien pensó que era mejor solución la fetidez de la basura que implementar un sistema de reciclaje de residuos para la ciudad”, sostiene la Federación Comarcal de Asociaciones Vecinales de Alcalá de Henares (FCAVAH), que esta tarde se concentrará por el cierre definitivo de la planta.

La FCAVAH recuerda que desde 2014 la solución ante la saturación del vertedero ha sido la construcción de una Planta de Tratamiento de Residuos en la vecina Loeches, que dará servicio a los municipios de la Mancomunidad del Este, “pero la realidad ha sido tozuda y ha pasado por encima de la Comunidad de Madrid, que, durmiéndose en los laureles ha ido dejando pasar los meses sin construir la planta primero y después sin dar alternativa a su nula construcción, porque otra política de residuos no es que sea posible, es necesaria y urgente”.

La vecindad de Alcalá lleva tiempo esperando noticias de la Comunidad de Madrid sobre el cierre del vertedero. Según la federación, el Gobierno regional ha tenido “el ingenio y la agudeza visual de anteponer los procesos electorales a los intereses de las madrileñas y los madrileños a este lado de la región, y el pasado mes de febrero se sacó de la chistera, nunca mejor dicho, que las mediciones del vertedero se habían realizado incorrectamente, puesto que la colmatación del quinto vaso (el cual vemos desde nuestras ventanas) está a punto de llegar a su zénit, pero la argucia posibilita el vertido de residuos hasta septiembre, toda vez que la papeleta electoral haya sido superada y la decisión final sea menos perjudicial para los intereses de los partidos políticos o más beneficioso para otros, según se mire”.

La FCAVAH exige el cierre inmediato del vertedero y “debido a esta trampa que han querido colarnos, creemos necesario no ya informar a las vecinas y los vecinos, sino cumplir con nuestra palabra: lo advertimos en enero pasado, si no hay cierre nos movilizaremos”.

Por ello, hoy jueves 4 de abril a las 18:30 horas, en la plaza de Lozoya, junto al Centro Comercial de Nueva Alcalá, llaman a manifestarse “para exigir lo que entendemos lógico, una anacronía en pleno siglo XXI, el vertedero debe cerrarse, no hay vuelta atrás ni excusa que valga”. “Convocamos a todas y todos para demostrarle a la Comunidad que estamos hartos de hedores y basuras, por un cierre inmediato, ¡estamos hartos!”, subrayan la federación vecinal en un comunicado que ha hecho público con motivo de la movilización.