Hace unos días, la Plataforma Salvemos la Casa de Campo puso de manifiesto su firme oposición a la celebración, en este parque, de la Copa del Mundo de Mountain Bike. Apenas dos semanas después, vuelve a denunciar que los macroeventos como el que el próximo fin de semana tendrá lugar en la Casa de Campo, la prueba de Triatlón para la Copa del Mundo, provocan graves impactos medioambientales que atentan contra la conservación de este parque, declarado Monumento Histórico y Bien de Interés Cultural. La Plataforma denuncia que “el Ayuntamiento, que dice respetar el medio ambiente por cumplir con las recomendaciones internacionales (del COI) sobre el uso de materiales biodegradables, el ahorro de energía y el reciclaje de residuos, debería buscar un lugar más apropiado para la celebración de competiciones deportivas que atraen a centenares de personas. Un lugar que permita el aparcamiento de vehículos de motor y la instalación de los servicios necesarios garantizando el respeto de las escasas zonas verdes que hay en Madrid. Sólo así podría jactarse Gallardón de respetar el medio ambiente para vender su proyecto olímpico”.

Representantes de la Plataforma transmitieron este mensaje a Federico Sepúlveda, director general de Patrimonio Verde del Ayuntamiento de Madrid, en una reunión celebrada el pasado miércoles 30 de abril e insisten en que “el Ayuntamiento, que en noviembre de 2007 aprobó el Plan Director de Gestión y Conservación del Parque de la Casa de Campo, tome nota de esta petición”.

La Plataforma cuestiona, asimismo, que el lago reúna las condiciones necesarias para el desarrollo de la prueba de natación recordando que “hay a orillas del mismo un cartel que reza `prohibido bañarse, agua no potable´”.

Forman parte de la Plataforma, las asociaciones vecinales del ámbito, la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) y Ecologistas en Acción.