Insuficiente. Así califica la Coordinadora de Asociaciones de Carabanchel el anuncio hecho público hoy por la ministra de Defensa, Carme Chacón, según el cual el hospital militar Gómez Ulla se convertirá en hospital de referencia de 110.000 madrileños del distrito de Carabanchel a partir del próximo mes de octubre.

La Coordinadora recuerda que el hospital militar de La Defensa cuenta con recursos suficientes para prestar servicio a los más de 250.000 vecinos del distrito de Carabanchel. “El Gómez Ulla tiene más de 1.000 camas, de las cuales apenas se utilizan un centenar. El ministerio –apunta Gabriel Lozano, portavoz de la Coordinadora– podría perfectamente duplicar la oferta que ha hecho hoy para atender a toda la población de Carabanchel y optimizar así los recursos existentes para evitar la necesidad de edificar otro hospital en los terrenos de la antigua cárcel de Carabanchel, que podrían destinarse a la construcción de otros equipamientos sociales”.

La Coordinadora pide, por tanto, al ministerio que dirige Chacón que ponga a disposición de la población civil todos los recursos del hospital Gómez Ulla para paliar el histórico déficit de infraestructuras sanitarias que, desde hace décadas, arrastra el distrito.

Recuerda, asimismo, que llevan varias semanas esperando reunirse con Esperanza Aguirre para que la presidenta informe a las entidades vecinales de los términos del acuerdo alcanzado por las administraciones central y autonómica ya que “llevamos más de veinte años luchando por una causa que, con el tiempo, se ha demostrado justa y pertinente”.