La Oficina Móvil de Rehabilitación creada por el Gobierno regional de Madrid para informar del nuevo Plan de Rehabilitación 2009-2012 ha recalado en el madrileño barrio de Batán (Latina), calificada como Zona de Rehabilitación Integral (ZRI) en enero de 2006.

Durante tres días, un autocar informativo aparcado junto al Centro Cultural El Greco informa a las vecinas y vecinos de las subvenciones que ofrece el Gobierno de la Comunidad de Madrid para mejorar la accesibilidad y seguridad de los inmuebles, el embellecimiento de los edificios, el ahorro de energía e instalar ascensores en viviendas con más de 15 años de antigüedad.

Tal como hicieron ayer, miembros de la AV Unión de Casa de Campo Batán desplegarán a partir de las doce de esta mañana una pancarta reivindicativa para exigir al Gobierno regional que abone de inmediato los más de dos millones de euros que adeuda a las 1.200 familias que iniciaron obras de rehabilitación en sus viviendas contando con las ayudas comprometidas por la Comunidad de Madrid con cargo al Plan de Vivienda 2005-2008.

“A punto de iniciarse el año 2010 y con la mayoría de obras de rehabilitación finalizadas y pagadas, nos encontramos con que más de 1.200 familias no han recibido un solo euro de las subvenciones concedidas, que oscilan entre los 1.300 y los 4.000 euros por vivienda”, denuncia Cándida Campiña, presidenta de la entidad vecinal. “Es insultante -añade- que el Gobierno regional promueva campañas de marketing anunciando un nuevo programa de subvenciones cuando tiene pendientes los pagos de las ayudas ya comprometidas y gaste el dinero de los presupuestos en campañas de promoción en lugar de abonar a las familias las subvenciones concendidas”, denuncia.

Además, añade, “nos consta que el Ministerio de Vivienda ya ha pagado al Gobierno regional el 40% de las ayudas contempladas en el Plan de Vivienda 2005-2008. A estas alturas, por tanto, el dinero debería estar entregado y justificado”, concluye.