Los cooperativistas de los futuros desarrollos urbanísticos de Los Ahijones, Los Berrocales, El Cañaveral y Los Cerros no tiran la toalla para tratar de resolver un problema que se originó hace 15 años. Tal y como indican en un comunicado, “después de más de un mes seguimos al raso en la Cuesta de Moyano (Atocha) y no contemplamos abandonar esta lucha hasta no tener un acuerdo firmado y válido para todo el Sureste”. En este marco, además de continuar con la acampada que iniciaron el pasado 1 de mayo en Atocha, volverán a manifestarse el próximo domingo 12 de junio. Será la cuarta vez que lo hagan en poco más de dos meses.

En la citada nota, la Asociación de Cooperativistas Afectados del Sureste (ACAS), “ante el más absoluto de los desamparos que estamos sufriendo por parte de las Administraciones”, invita la ciudadanía madrileña a secundar una marcha que partirá a las 11h de la estación de Metro de Guzmán el Bueno, para continuar después ante la delegación de Hacienda del Paseo de Reina Victoria y acabar en el número 17 de la calle Maudes, sede de la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio.

Recordemos que después de 15 años de espera, más de 7.000 familias, futuras habitantes de los barrios del Sureste, a pesar de haber abonado una media de 30.000 a 70.000 euros, no sólo se encuentran hoy sin la casa de sus sueños sino que siquiera han podido recuperar las cantidades aportadas. Es más, Hacienda les reclama la devolución de las desgravaciones por vivienda realizadas hasta la fecha. Por ello, además de solicitar una “amnistía a Hacienda” y reclamar que se agilicen “al máximo” las querellas interpuestas contra las gestoras y aseguradoras que tienen responsabilidad en la estafa (Ofigevi y Gespozuelo, principalemente), ACAS demanda que “se den definitivamente las licencias de edificabilidad ya en tramitación de El Cañaveral, y que intermedien con los bancos y cajas para los créditos al promotor de las cooperativas”. Además, piden que se respeten “los requisitos que cumplíamos cuando nos metimos en las cooperativas”, así como el acceso a “las viviendas de VPPL y VPPB que posee el Ayuntamiento de Madrid en el sector de El Cañaveral y otros sectores y desarrollos de Madrid como adjudicatarios finales”. Por último, vuelve a exigir que “se investigue a todas las cooperativas y gestoras de cooperativas que siguen operando “clandestinamente” en los desarrollos del Sureste de Madrid, perpetuando una estafa”.