La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, afirmó ayer en la sesión de control al Gobierno en el Congreso que al Ministerio no le consta que ‘todo el dinero transferido a la Comunidad de Madrid haya llegado a los ciudadanos’.

De los 185,1, millones de euros que el Ministerio de Vivienda ha transferido a la Comunidad de Madrid en distintas líneas de ayudas contempladas en el Plan de Vivienda 2005-2008, el Gobierno regional sólo ha justificado 78,24 millones de euros, esto es, el 42,3% del total transferido. Tampoco ha acreditado el destino de 30,89 de los 56,30 millones de euros reservados al pago de ayudas a la rehabilitación integral de barrios y centros urbanos, esto es, el 54,86% del total.

La Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) lleva dos años constatando y denunciando el retraso en el pago de las ayudas a la rehabilitación concedidas a miles de familias de los barrios de Batán, Colonia de San Ignacio de Loyola (Latina); Palomeras Sureste (Puente de Vallecas), colonia Boetticher (Villaverde)… Pide, por tanto, a la titular de Vivienda del Ejecutivo central que lleve a los tribunales al Gobierno regional para exigirle así que justifique el destino de los 107 millones de euros que las vecinas y vecinos de Madrid no ha recibido, en especial el de los casi 31 millones de euros que adeuda a las familias que se han embarcado en rehabilitar sus viviendas.

A juicio de Vicente Pérez, responsable de Vivienda de la FRAVM, “no basta con denunciar estos hechos públicamente. Es necesario -añade- que el Ministerio de Vivienda asegure que el dinero que transfiere a la Comunidad de Madrid se destina a los compromisos asumidos acudiendo, si es necesario, a los tribunales. Sería un ejercicio de irresponsabilidad no hacerlo cuando el Plan de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012 destina a Madrid 1.300 millones de euros, un 79,5% más que la financiación prevista en el plan anterior”, remata. “Esperamos -añade- que el Ministerio tome las medidas oportunas antes de la reunión bilateral que mantendrá con el Gobierno regional el próximo miércoles 24 de febrero para garantizar que estos 1.300 millones de euros llegan a las vecinas y vecinos de Madrid”. La FRAVM ha convocado una concentración ante la sede de la Consejería de Vivienda de la Comunidad de Madrid para denunciar el entierro de la rehabilitación el próximo 2 de marzo.