El Ángela Uriarte se encuentra en la calle Candilejas, 66, a poco más de cien metros de la Asamblea de Madrid.

Las entidades convocantes incluyen como principal reivindicación el rechazo al recorte horario en la Atención Primaria, así como la demanda de un aumento de las inversiones públicas en los presupuestos madrileños, en una línea radicalmente opuesta a la del Gobierno de Díaz Ayuso, que ha recortado el presupuesto público en esta materia en su proyecto de presupuestos autonómicos, una muestra clara de su apuesta por el desmantelamiento de una red sanitaria fundamental en nuestro sistema público de salud.

Introducen también la necesidad de reabrir los Servicios de Urgencia de Atención Primaria (SUAP), que llevan 600 días cerrados, pues nadie entiende que sigan en esta situación en un momento como el actual, en el que se han eliminado las restricciones para el ocio o el trabajo. Y mientras el personal sanitario denuncia la situación de profesionales cruzados de brazos por falta de demanda asistencial en el hospital Isabel Zendal, las y los madrileños se ven abocados a saturar las Urgencias de los hospitales al carecer de este servicio en la Atención Primaria. El Centro de Salud Ángela Uriarte acoge uno de los SUAP que, como los otros 36 que existen en la región, fueron clausurados el 22 de marzo de 2020 y aún no han vuelto a abrir sus puertas.

Por último, dentro de sus reivindicaciones incluyen también la necesidad de reforzar servicios de la Atención Primaria como los de pediatría, que actualmente han dejado de prestarse en los turnos de tarde en muchos centros de salud, ante la falta de contratación de profesionales.

En las convocatorias, los organizadores han realizado un llamamiento al uso obligatorio de mascarilla y al mantenimiento de la distancia interpersonal de al menos 1,5 metros.