A principios de noviembre la FRAVM presentaba más de 14.000 alegaciones a la propuesta de zonificación sanitaria de la Comunidad de Madrid en las que exige la retirada de la propuesta y que el Gobierno regional aborde la programación de las actuaciones necesarias para lograr un sistema sanitario madrileño eficaz, rápido, de calidad, sin déficit dotacionales, sin listas de espera quirúrgicas ni diagnósticas; el cumplimiento del artículo 56.5 de la Ley General de Sanidad y la programación, por consiguiente, de los hospitales generales de área suficientes, de titularidad y gestión públicas y la consideración de los desarrollos urbanísticos residenciales previstos, entre otras cosas. Las alegaciones no han recibido, hasta el momento, respuesta alguna.

La política de privatización de la sanidad pública que desde hace años denuncia la comisión de Sanidad de la FRAVM es confirmada con la publicación del Anteproyecto de Ley de Medidas Fiscales y Administrativas, que abre la posibilidad de transformar los hospitales públicos de gestión tradicional (La Paz, 12 de Octubre…) en entidades sometidas a derecho público. Esta ley manifiesta y redunda en una serie de incumplimientos por parte de la Consejería de Sanidad y Consumo en materia de recursos humanos que justifican tanto la huelga que el personal sanitario llevará a cabo los días 14 y 15 de diciembre como la manifestación del 14, convocada por los sindicatos UGT, CCOO y la Federación. Incumplimientos tan serios como la puesta en marcha, en tiempo y forma, de los diversos acuerdos recogidos en el Acuerdo Marco de Negociación Colectiva 2004-2007 que, en su mayoría, no cuentan con partidas presupuestarias en la Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad de Madrid para 2007 que posibiliten el desarrollo de los mismos. Incumplimientos reprobables como el quebranto en el modelo de relaciones laborales en la medida en que se usurpan competencias que son propias de los ámbitos de negociación colectiva reservada a los sindicatos a través del propio Anteproyecto de Ley de Medidas Fiscales y Administrativas. El escenario actual y futuro para el conjunto de las trabajadoras y trabajadores de la sanidad pública madrileña es francamente negativo, una valoración basada en las consideraciones que siguen: 1. La transformación de los hospitales públicos de gestión tradicional en entes sometidos a derecho público, prevista en el punto 2 de la disposición final primera del anteproyecto de ley de medidas fiscales y administrativas.2. El pasado 27 de noviembre el Gobierno presentó un Acuerdo Marco que recoge el compromiso de desarrollar los modelos de carrera y promocional profesional sin un acuerdo previo con los sindicatos.3. El Gobierno regional no ha mantenido una sola reunión con los sindicatos para desarrollar el Plan de Acción Social que incluya temas como el abono transporte, la concesión de préstamos asistenciales…4. Las trabajadoras y trabajadores piden la aplicación del Acuerdo de la Administración General del Estado en la negociación del calendario laboral. 5. Exigen, asimismo, la puesta en marcha de las bolsas de empleo de médicos de familia, pediatras…6. Reclaman la apertura inmediata de una mesa de negociación para abordar la homologación de las condiciones laborales de estos profesionales con las del resto de trabajadores de la sanidad pública madrileña. 7. Es urgente el incremento de las plantillas en todas las categorías y la negociación de un nuevo sistema retributivo8. El Plan de Urgencias y Emergencias está pendiente de desarrollo

Por todo ello y, recogiendo algunas de las demandas históricas del movimiento vecinal, la FRAVM convoca, junto con los sindicatos UGT y CCOO, la manifestación que tendrá lugar mañana y reivindica:

Un mínimo de 10 minutos de atención médica por paciente– Un incremento sustancial de las plantillas– La reducción de las listas de espera quirúrgicas y diagnósticas– La gestión pública de los ocho nuevos hospitales de Madrid