La Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) apoya la huelga convocada para mañana por los docentes de la enseñanza pública no universitaria de la Comunidad de Madrid.

En consonancia con su férrea defensa de los servicios públicos, la FRAVM entiende que el acuerdo firmado por los sindicatos ANPE, CSIF y STEM con la consejería de Educación que, a decir de las organizaciones, “da respuesta a las reivindicaciones laborales y profesionales planteadas”, obvia el problema de fondo de mayor alcance y gravedad para el interés general: la agresiva política de privatización de la educación pública promovida por el Gobierno regional. El acuerdo y la consecuente desmovilización anunciada por estos sindicatos responde, por tanto, a intereses meramente corporativos y desprecia las consecuencias de la privatización de la educación pública en nuestra región: el trasvase de dinero público a empresas privadas que privilegian el lucro económico a la satisfacción equitativa de un derecho básico y la persistencia de la desigualdad distributiva.

Las asociaciones vecinales llevan tiempo advirtiendo que la extensión de colegios privados y concertados está generando guetos de las clases más desfavorecidas en los centros públicos, dinamitando así la esencia de la educación pública como sistema de redistribución de riqueza y fomento de la igualdad de oportunidades, fundamentos nucleares del Estado de bienestar.

La FRAVM apoya, por tanto, la huelga convocada para mañana por CCOO, UGT y CSIT bajo los lemas “Por la defensa de la Escuela Pública, contra las privatizaciones” y “Por la dignificación del profesorado” ya que, más allá de la justa satisfacción de las reivindicaciones laborales de los docentes, es necesario frenar la privatización de los servicios públicos y fortalecer la educación pública al objeto de romper el círculo vicioso de la pobreza y la desigualdad social.