La A.V. Carabanchel Alto acudirá hoy a las 17h, al centro de especialidades de la calle Aguacate para denunciar “la insostenible situación de la sanidad pública en Carabanchel Alto, y facilitará a los vecinos y vecinas presentes los medios para denunciar esta situación a la Comunidad de Madrid, y para reclamar por escrito la construcción del centro de Salud del PAU de Carabanchel y de un nuevo centro de especialidades en el distrito”.

La asociación vecinal denuncia “la saturación de los centros médicos existentes y el déficit de personal y medios, lo que genera listas de espera inasumibles para los médicos especialistas y las pruebas diagnósticas, que rondan hasta un año de demora en algunas especialidades”. Denuncian, asimismo “el escaso tiempo dedicado a las consultas, el elevado número de pacientes asignados a cada médico y los continuos cambios en la asignación de médicos de familia. Sólo para obtener una cita se producen esperas de varias horas -a veces días- en las ventanillas de citaciones”.

La situación, aseguran, no es nueva. El 23 de septiembre de 2004, representantes de esta asociación mantuvieron una reunión con responsables del Servicio Madrileño de Salud (SERMAS) y del IMSALUD. Los portavoces vecinales plantearon la necesidad de construir cuanto antes un centro de salud en el PAU de Carabanchel y un segundo centro de especialidades en el Distrito. Casi tres años después, pese al crecimiento de la población, “no se ha creado ninguno de los centros mencionados y la situación se ha seguido deteriorando”.

“Recientemente se ha conocido, a través de la prensa, las denuncias de trabajadoras del centro de especialidades de Aguacate, que según la noticia eran obligadas por sus jefes a alterar las fechas de citación de los especialistas para enmascarar las verdaderas demoras. La A.V. de Carabanchel Alto considera una burla hacia los ciudadanos que, en lugar de destinar medios para resolver la calamitosa situación de centros como el de Aguacate, la administración manipule las listas de espera”.

Esta tarde, miembros de la asociación acudirán al centro de salud de la calle Aguacate para exigir “la dotación real y urgente de presupuesto para crear los nuevos centros y contratar personal y el cese de los responsables del falseamiento de las listas de espera” y facilitarán a los ciudadanos los medios para que reclamen a la administración regional.