Hace unos días y, a instancias del Ayuntamiento de Madrid, la FRAVM trasladó al equipo de Gobierno municipal un documento que recoge 420 propuestas remitidas por las asociaciones vecinales federadas de los 21 distritos de la capital en materia de equipamientos públicos (especialmente escuelas infantiles, centros de mayores…), zonas verdes y urbanización… para su consideración de cara a definir el destino de los 554 millones de euros que el Gobierno central transferirá a la capital en el marco del desarrollo del Fondo Extraordinario de Inversión Local con el que pretende hacer frente a la crisis económica.

El pasado viernes 19 de diciembre, el alcalde de Madrid Alberto Ruiz Gallardón presentó los 269 proyectos que finalmente se ejecutarán en el Plan de Inversión Municipal (ver fichero relacionado), que recoge algunas demandas vecinales. La mayoría, sin embargo, se han quedado fuera.

La Federación vecinal, tal y como ha explicado en el documento presentado y en las sucesivas reuniones mantenidas con los representantes del Gobierno municipal y con los representantes de la oposición, considera que los 554 millones de euros que el Gobierno central ha destinado a Madrid deben servir íntegramente para resolver el déficit dotacional y para mitigar las necesidades y problemas que sufren las vecinas y vecinos de Madrid, especialmente los de los distritos más desfavorecidos.

En tal sentido, apoya los proyectos de construcción de nuevos equipamientos públicos, infraestructuras y zonas verdes, la recuperación y dignificación de los espacios públicos y zonas verdes degradadas, pero rechaza que el 25% del Plan se destine a las operaciones Madrid-Río y Recoletos–Prado, cuando existen otras prioridades que atender. El Fondo no puede servir para emprender actuaciones fastuosas que en absoluto son de urgente ejecución y no responden a las demandas vecinales. La FRAVM se opone, asimismo, a que el esfuerzo inversor que se va a realizar en 2009 sirva como excusa para reducir la inversión en los próximos años. Insiste, por otra parte, en que los equipamientos que se construyan sean de propiedad y gestión pública y cuenten con financiación suficiente para garantizar su funcionamiento e inmediata apertura.

Por último, demanda al Gobierno central que prorrogue el Fondo Estatal de Inversiones Locales más allá de un año toda vez que la crisis de empleo durará más de ese periodo, y a que contemple, junto a la inversión en obra pública, la inversión en políticas sociales, desarrollo de la Ley de Dependencia, rehabilitación de viviendas…