“Tras siete años de tramitación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Meco, dos aprobaciones iniciales y una provisional, su envío a la Comunidad de Madrid y miles de euros gastados del dinero público (…) para desarrollar el proyecto de modificación del PGOU en la Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA) llenándola de casas y `servicios´ con la falacia de traer la Universidad a Meco a través de una cooperativa universitaria de viviendas de la cual se desvinculó públicamente la Universidad de Alcalá de Henares y tratando de locos (…) a los ciudadanos y ciudadanas que nos oponíamos a la invasión de la ZEPA y del Arroyo de las Monjas la dirección general de Evaluación Ambiental de la Comunidad de Madrid nos ha dado la razón”, celebran los miembros de la AV Nuestro Pueblo, de Meco.

En un informe definitivo de análisis ambiental de carácter vinculante, la Comunidad de Madrid establece que “teniendo en cuenta que la clasificación del suelo como urbano y urbanizable y que la radicación de actividades que el Plan general propuesto comporta la ocupación de una parte del hábitat de las especies protegidas cuya presencia se viene detectando repetidamente a lo largo de los últimos años, no parece conveniente aprobar los sectores SUS R3 A y SUS R3 B situados al Sur Oeste del término municipal”. “Asimismo -continúa- se deberán mantener en su estado natural, con la consideración de no urbanizable protegido, el Arroyo Vena del Cuervo, el Monte la Dehesa Barranco del Rosal y el Arroyo de Villanueva de las Monjas”.

Pese a lo establecido en el informe, remitido al Ayuntamiento de la localidad en noviembre de 2007, todos los grupos políticos municipales, salvo IU, votaron en el pleno celebrado el 24 de abril una aprobación provisional de la propuesta de modificación del PGOU. La AV Nuestro Pueblo denuncia que el Ayuntamiento “sólo ha sacado a información pública una parte de la propuesta y no su conjunto, manteniendo los sectores SUSR3 A, SUSR3B y SUSR4 como suelo urbanizable sectorializado pese al informe vinculante de la dirección general de evaluación ambiental y ordenación del territorio lo que, de aprobarse, les permitiría invadir la zona ZEPA con un acuerdo de una comisión de Gobierno integrada en su totalidad por miembros del PP, sin necesidad de un nuevo Plan ni de llevarlo al Pleno Municipal”.

“Ante este nuevo ataque al medio ambiente y el caso omiso que se hace de todas las normativas comunitarias y europeas sobre la protección de la ZEPA, la asociaicón vecinal anuncia que presentará dos alegaciones que remitirá a la Comunidad de Madrid, a la Comunidad Económica Europea y al Ministerio de Medio Ambiente solicitando la anulación del acuerdo plenario del 24 de abril por entender que “existe un cambio sustancial en el planeamiento y, por lo tanto, se debe ir a una aprobación inicial de un nuevo plan, tras corregir el actual, con las indicaciones efectuadas por las distintas consejerías” y reclamando que en el nuevo plan los sectores afectados por la ZEPA tengan la calificación de suelo no urbanizable protegido, en tanto no se desarrolle un Plan Integral de Ordenación del Territorio Zepa.