No ha sido la única asociación vecinal de la FRAVM que ha tenido palabras de gratitud y reconocimiento para con Luis Montes, un viejo amigo con el que hemos compartido innumerables batallas y que llegó a ser secretario de la FRAVM. Precisamente hoy, 23 de abril, estaba previsto que impartiese una charla sobre la muerte digna en la sede de la AV Valle-Inclán de Prosperidad, entidad a la que dedicó horas y horas.

A continuación reproducimos el comunicado emitido por la Asociación Vecinal Zarzaquemada de Leganés:

Ayer tarde nos llegaba la noticia del fallecimiento del compañero Luis Montes. Desde aquí manifestamos nuestro más sincero pésame a sus familiares, a l@s compañer@s de la Asociación en Defensa de la Muerte Digna y amig@s.

Su muerte se produce camino de unas jornadas en Molina de Segura. Luis siempre trabajando incansablemente en la defensa de los servicios públicos y en especial la sanidad. Nuestra asociación fue una de las entidades que compartimos con él y otros compañer@s muchas horas de pelea en defensa del Hospital Severo Ochoa y en la larga lucha contra la criminal campaña emprendida en 2005 tras la denuncia de un anónimo que alarmaba a la población con la acusación de 400 casos de eutanasia irregular. El Gobierno de Madrid no dudó en remitir a la Fiscalía 73 sedaciones practicadas por 15 especialistas. El objetivo era crear la confusión y el desprestigio de estos profesionales y con ello también la sanidad pública

La justicia archivó finalmente el caso y mandó eliminar cualquier referencia a mala práctica médica pero el daño estaba hecho.

Era el principio de una campaña de desprestigio contra él y su equipo planeada por el Gobierno de la Comunidad de Madrid de Esperanza Aguirre en su estrategia de desprestigio y desmantelamiento de la sanidad en Madrid para justificar la operación de la construcción de los 8 hospitales que aseguraban el negocio del siglo a las grandes empresas constructoras.

Hoy la mejor manera de recordarle es seguir en su lucha por la Sanidad Pública y los derechos de las personas, también al final de la vida.

Junta Directiva de la Asociación Vecinal de Zarzaquemada”

Imagen: Olmo Calvo