Los presidentes de la asociación vecinal de la zona y de la FRAVM firmaron con la delegada del Área de Gobierno de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid en el Palacio de Cibeles un convenio que tiene como objetivo identificar y definir medidas correctoras “para la minimización de malos olores del Parque Tecnológico de Valdemingómez (PTV) y de otros potenciales focos que pudieran existir en la zona, al menos, hasta umbrales de no afectación”. Para ello, previamente, tal y como había sugerido la asociación del PAU, el consistorio encargará estudios independientes de “olfatometría de campo” que sirvan para detectar las fuentes de malos olores del PTV. Además, con los mismos criterios científicos, pondrá en marcha un sistema de seguimiento y control de malos olores en colaboración con la entidad ciudadana, “para garantizar que en los próximos años el problema no se repita y, de hacerlo, se apliquen las medidas correctoras que tengan en cuenta las innovaciones tecnológicas que puedan surgir en ese campo”.

Enrique Villalobos, presidente de la FRAVM y vecino del Ensanche de Vallecas tiene claro que “los olores no desaparecerán de la noche a la mañana. El camino hasta que desaparezcan por completo es aún largo, pero el convenio es un paso muy importante ya que, por primera vez, una Administración está dispuesta a tomar medidas concretas, y a hacerlo con la participación de los vecinos afectados”, sostiene. Villalobos destaca también que el texto firmado compromete al Ayuntamiento a reducir el impacto medioambiental y de generación de olores cada vez que realice cambios en Valdemingómez, así como a elaborar un proyecto de ordenanza municipal sobre contaminación odorífera para la ciudad de Madrid, algo muy inusual en España.

Ante este paso en firme dado por el Consistorio, los 46 vecinas y vecinos que el pasado mes de julio presentaron un recurso contencioso-administrativo contra el Ayuntamiento por su inacción en este problema, han decidido dejarlo en suspenso hasta comprobar el grado de cumplimiento del convenio. Una comisión de seguimiento formada por representantes de la Administración local, de la asociación vecinal PAU-Ensanche de Vallecas y de la FRAVM velará a partir de ahora por el correcto desarrollo de los acuerdos que recoge el texto.

Parque de la Gavia

Además del convenio para reducir los olores del centro de residuos, la asociación del PAU y la FRAVM rubricaron con el Área de Medio Ambiente otro importante documento, un convenio para terminar el Parque de la Gavia de manera participada. Tal y como recoge el texto, los vecinos y vecinas podrán “aportar sus propuestas mediante un proceso participativo al proyecto que redactará y ejecutará el Ayuntamiento de Madrid”. “Estamos muy satisfechos de que se ponga en marcha un plan de participación real; en los próximos días convocaremos en el barrio una asamblea invitando a los vecinos a diseñar ese proceso de participación”, ha adelantado Rosa María Pérez, presidenta de la Asociación Vecinal del PAU-Ensanche de Vallecas.

Además de la finalización de la zona verde más extensa del PAU vallecano, el convenio recoge el compromiso del Ayuntamiento para concluir el ajardinamiento de las “seis unidades de ejecución del UZP 1.03 Ensanche de Vallecas”, lo que incluye la plantación en cada terreno de una “pradera con césped”. En este punto, “lo más interesante es que vamos a tener acceso a los proyectos y podremos realizar una supervisión directa de lo que se va a hacer en los parques”, asegura la representante de la entidad vecinal.