El pasado mes de mayo la Empresa Municipal de la Vivienda de Majadahonda (PAMMASA) publicó las bases para el arrendamiento de dos locales de su propiedad destinados a asociaciones sin ánimo de lucro que desarrollen su actividad en este municipio. Situados en el número 3 de la Travesía de Santa Catalina, cada uno de ellos tiene 57 m² y un precio de alquiler de 139 € mensuales, lo que incluye gastos de comunidad, IBI y otros impuestos. Para poder usarlos, el arrendatario está obligado a suscribir un seguro de responsabilidad civil y a hacerse cargo de los gastos de mantenimiento, limpieza, electricidad, gas, calefacción, teléfono, etc. Sin duda, se trata de una iniciativa insuficiente que no ha sido recibida por sus posibles beneficiarios de manera muy positiva.

De este modo, la Asociación de Vecinos del Municipio de Majadahonda ha presentado un escrito dirigido al alcalde (con copia al presidente de PAMMASA) en el que manifiesta que “para fomentar en la localidad una participación ciudadana democrática y real, el Ayuntamiento debería ceder gratuitamente un local municipal para que las distintas asociaciones sin ánimo de lucro puedan desarrollar sus actividades encaminadas al bien común de la ciudad”.

El movimiento asociativo lleva muchos años reclamando algo que le resulta básico y que ya existe en algunos municipios próximos a Majadahonda como Las Rozas, Boadilla del Monte, Torrelodones y Collado Villalba. En estas localidades, el Consistorio ha cedido gratuitamente un local para uso de diversas asociaciones, haciéndose cargo también de los gastos de mantenimiento.

El escrito elevado al Ayuntamiento ha sido firmado por la Asociación de Vecinos del Municipio de Majadahonda, Ecologistas en Acción, la Plataforma en Defensa de la Educación Pública, el Banco del Tiempo y el grupo de consumo Majaverde.