El acto, que cuenta con el sostén de plataformas de Parla, Getafe, Alcorcón, Valdemoro, Ciempozuelos y Leganés, arrancará a las 18:00 del número 2 de la Avenida de Gibraltar de este último municipio, desde la parada de Metro Sur, y finalizará ante la sede de la Dirección del Área Territorial (DAT) Madrid-Sur de la Consejería de Educación. Como ya han hecho redes por la educación de pública de lugares como Alcalá de Henares y Vicálvaro, Ensanche de Vallecas o Villaverde en la capital, los convocantes de la marcha protestan por la falta de transparencia y democracia y la mala planificación de la Consejería en el proceso de escolarización para el curso 2016-2016.

Según los sindicatos de enseñanza, la DAT-Sur “está tomando medidas incomprensibles” como cerrar “sin planificación” grupos en algunos centros mientras habilita aulas en otros que ya están masificados, algo que afecta a la mayor parte de los grandes municipios de este área (Alcorcón, Móstoles, Leganés, Getafe, Valdemoro…). Además, “no ha previsto –o no ha querido prever– las necesidades de plazas escolares en localidades y barrios de nuevo crecimiento” como Parla Este, El Vivero (Fuenlabrada), El Bercial (Getafe), Ensanche Sur de Alcorcón, PAU 4 de Móstoles o Arroyo Culebro (Leganés). En estos lugares, como puede verse en el último informe sobre carencias educativas de la Comisión de Educación de la FRAVM, las asociaciones vecinales reclaman la construcción de nuevos institutos y colegios de Infantil y Primaria con objeto de atender una demanda en continuo crecimiento.

La comunidad educativa tampoco entiende por qué la DAT “no está teniendo en cuenta en su planificación la escolarización extraordinaria a lo largo del curso”, un hecho que sin duda redundará en un aumento de la masificación de algunos centros. Recordemos que el Oeste y el Sur son las zonas de la región más afectadas por este problema. Así, según datos de CCOO, el 37,8% de los grupos de Educación Infantil del área Sur están por encima del ratio legal, como también lo están el 34,10% de los grupos de Primaria, el 14,6% de los de ESO y el 13,9% de los de Bachillerato.

La reestructuración de las plazas ofertadas se está realizando no solo a espaldas de docentes, alumnos y familias, sino en los momentos previos o incluso durante el proceso de escolarización, lo que en ocasiones vulnera el “derecho de las familias a recibir información sobre el centro que solicitan”. Por ello, los organizadores de la manifestación de mañana piden mayor transparencia y democracia en este ámbito, y subrayan las consecuencias que tiene cerrar grupos y aulas, algo que sucede en los centros públicos y rara vez en los concertados. “Con la pérdida de grupos se pierde profesorado, personal administrativo y otros recursos y servicios (comedor o actividades escolares)”, indican, antes de añadir: “muchos colegios reducidos a un solo grupo por nivel encuentran grandes dificultades para atender a su alumnado con necesidades específicas –TEA, motóricos, etc.–, por falta de recursos; y corren el riesgo de ser fusionados o cerrados”.

Por poner algún ejemplo de estos recortes, tal y como recoge el citado informe de la FRAVM, la Consejería ha ordenado el cierre de seis líneas en seis CEIP de Alcorcón, tres líneas en los colegios de Aranjuez, así como numerosos grupos en diferentes CEIP de barrios consolidados de Fuenlabrada, Móstoles y Leganés.Por todo lo anterior, los sindicatos de enseñanza reclamarán mañana un reparto equilibrado del alumnado (que evite los “macrocentros”), una distribución compensada del alumnado con necesidades educativas especiales y la correspondiente dotación de recursos; una bajada de ratios y creación de vacantes; el fin de los privilegios los centros concertados a los que se favorece en los procesos de escolarización y, por último, la construcción inmediata de los centros escolares necesarios.