El evento reunirá a varias generaciones no solo de socios y socias de la entidad sino de vecinos y vecinas de Parque Henares, un barrio que vio la luz en 1979, apenas tres años antes que su asociación vecinal.

Durante la celebración, el colectivo barrial, además de proyectar un vídeo sobre su historia, logros y retos de futuro, rendirá homenaje al comercio local, en particular a “aquellos comercios que nos han acompañado desde la creación del barrio y que no han perdido su identidad y cercanía con el vecindario”, indica Eloy Rodríguez, presidente de la asociación vecinal. El alcalde de San Fernando, Javier Corpa, la concejala de Comercio, Infancia y Adolescencia, Juventud e Industria, Lorena Galindo, y el presidente de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), Quique Villalobos, han confirmado su asistencia al evento. Desde hace años, la Asociación Vecinal Parque Henares forma parte de la directiva de la Federación Vecinal, lo que muestra su implicación y compromiso con asuntos y territorios que se encuentran más allá de su barrio y ciudad.

Un barrio y una ciudad que hoy no podemos entender sin la historia de su asociación, una entidad que a pesar de sus 40 primaveras se halla más viva que nunca. De hecho, cada lunes impulsa concentraciones ante el Centro de Salud de la plaza de Ondarreta de San Fernando para exigir la recuperación de su plantilla de médicos de familia y pediatras y la reapertura del Servicio de Urgencias de Atención Primaria, que se encuentra clausurado desde hace dos largos años. Además, participa de manera activa en la Marea Blanca regional y en las plataformas ciudadanas en defensa de los ríos Henares y Jarama y, al igual que hizo ante la ampliación del aeropuerto de Barajas de finales de los años noventa del siglo pasado, en los últimos meses ha impulsado movilizaciones contra el nuevo proyecto de AENA de expansión del aeródromo. No es de extrañar. Debido a su cercanía, San Fernando es una de las localidades que más sufren los efectos nocivos del aeródromo. Por ello, la lucha contra el ruido y la polución que genera el tránsito de los aviones por el municipio ha sido siempre una prioridad para el colectivo vecinal.

Pero si hay una batalla en la que sus miembros se están dejando la piel en los últimos tiempos es la de los afectados por la línea 7 B de Metro. Prácticamente desde la inauguración del Metro Este, en 2007, cuando aparecieron las primeras grietas y desperfectos en edificios de la localidad, la Asociación Vecinal Parque Henares ha peleado para exigir responsabilidades y soluciones al Gobierno regional, algo que se ha intensificado en los últimos meses, tras el derribo de varios inmuebles de viviendas y el desalojo de 35 familias que a día de hoy viven en apartamentos turísticos. Gracias al movilización de la Plataforma de Afectados por la Línea 7 B de Metro, en la que participa la asociación, hace unas semanas la presidenta de la Comunidad de Madrid prometió la restitución o rehabilitación de las viviendas dañadas por el suburbano e indemnizaciones a los hogares damnificados. “No vamos a parar hasta que se arreglen las 200 casas que todavía presentan desperfectos y se encuentre una solución definitiva a una línea que se ve obligada a cerrar cada poco tiempo y que se ha convertido en la mayor chapuza de la historia del transporte público madrileño”, subraya Eloy Rodríguez.

Los socios y socias de la entidad pueden sentirse orgullosos por estos 40 años de historia. Sus logros y conquistas se cuentan por decenas. Siguiendo un modelo urbanístico habitual en la Comunidad de Madrid, a finales de los setenta se levantó Parque Henares, bien urbanizado y con zonas verdes, pero sin apenas equipamientos. En pocos años el barrio llegó a tener 8.000 habitantes, de los cuales 3.000 eran niños y niñas, pero carecía de colegio, centro de salud e incluso de farmacia. Por eso, cuando la asociación nace, se centra en conseguir, con todo tipo de movilizaciones, lo que incluye un intento de ocupación del Colegio de Farmacéuticos, estos equipamientos básicos. Tras cuatro años de pelea, consigue la apertura de la primera farmacia en el barrio. Hoy cuenta con seis.

Después llegó el colegio, el centro de salud y más adelante una conquista lograda tras años de protestas junto a otras asociaciones de San Fernando, Coslada y Mejorada del Campo, el Hospital del Henares. En 1985 el colectivo barrial también estuvo en primera línea contra la construcción de un vertedero de residuos tóxicos, instalación que finalmente se construyó y que a día de hoy continúa amenazando la salud de los vecinos y vecinas. En esa misma década la asociación logró una victoria histórica, que la compañía Gas Madrid asumiera los costes derivados de la adaptación del sistema de conducción de gas a gas natural, algo que había repercutido a los usuarios. “Fue una pelea difícil, con manifestaciones y encierros en su sede de Madrid y con una noche entera de reunión con varios directivos en el local de nuestra asociación. No se pudieron levantar de la mesa ni salir a la calle hasta que firmaron un acuerdo con las primeras luces del día en el que ellos asumieron todos los costes”, recuerda Rodríguez.

“Pero también nos gustan el deporte y las fiestas, por eso desde el principio formamos conjuntos de deporte de base que mantenemos hasta el día de hoy con 9 equipos de fútbol sala de chicos y chicas, y nunca hemos faltado a los carnavales, las Cabalgatas de Reyes y a nuestra fiesta del barrio”, apostilla el presidente vecinal. Concentración ante el Gobierno regional, el 9 de septiembre de 2021

Por último, la asociación de Parque Henares siempre ha dado muestras de una enorme solidaridad con otros pueblos y con los vecinos y vecinas desfavorecidos, implicándose, por poner dos ejemplos, en sucesivas campañas de apoyo a los refugiados saharauis o activando despensas de alimentos como la que se puso en marcha en San Fernando hace dos años, con la extensión de la pandemia de la Covid-19.