El sábado 23 de abril, tuvo lugar en Morata el acto público de presentación de las sugerencias que la Asociación de Vecinos de Morata de Tajuña y la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) presentaron al Avance de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana de Morata de Tajuña. El acto, en el que intervinieron el presidente de la asociación de vecinos Lorenzo Mora y María Roces por la FRAVM, contó asimismo con la presencia del presidente de la Federación, Francisco Caño, y asistieron al mismo, aparte de vecinos y vecinas de Morata, representantes del Partido Popular y de Izquierda Unidad, incluyendo en este segundo caso al concejal de este grupo en el Ayuntamiento morateño.

Concluido el acto, en una reunión posterior, la asociación de vecinos y la FRAVM constituyeron la Mesa vecinal de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana de Morata para realizar una campaña informativa entre los vecinos (no sólo desinformados sino incluso amenazados por los especuladores inmobiliarios) e impulsar la participación ciudadana en todo el proceso de la revisión, en la redacción de alegaciones, etc.

El Avance de la revisión del PGOU de Morata propone la ocupación de un 25% del término municipal, lo que equivale a siete Moratas actuales más, una muy significativa (el 30%) reducción del suelo especialmente protegido y no apto para urbanizar, supone, asimismo, legitimar el convenio urbanístico del Balcón del Tajuña (suscrito con carácter previo a la revisión del planeamiento general), un convenio a la medida de los grades promotores y especuladores del suelo e inmobiliarios, cuyo desarrollo, de producirse, supondría la segregación del pueblo en dos: las casi 500 hectáreas que con este convenio se pretenden urbanizar están a dos kilómetros del casco urbano. La revisión propone la construcción de 8.000 nuevas viviendas en un periodo de entre 10 y 12 años, cuando en Morata se han construido 1.400 nuevas viviendas en los últimos veinte años…