La Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid dio su visto bueno, el pasado 30 de abril, a la declaración de impacto ambiental del proyecto presentado por la empresa Portland Valderrivas para sustituir la combustión de coque y fueloil por residuos en su planta cementera de Morata de Tajuña.

La planta de Morata de Tajuña, que fabrica cementos grises, blancos y de morteros es, por volumen de producción (en la actualidad fabrica 1,2 millones de toneladas al año aunque tiene capacidad para alcanzar los 2 millones), la mayor de España. En adelante y, gracias al placet del Ejecutivo autonómico, podrá quemar algunos tipos de plásticos, lodos procedentes de depuradoras, neumáticos, madera, restos procedentos de parques y jardines, residuos de procedencia vegetal o animal, entre otros productos de desecho, para usarlos como combustible alternativo, un cambio que para la Asociación Vecinal de Morata responde a la conversión de la planta en una incineradora encubierta.

Las vecinas y vecinos del municipio no coinciden con el informe de impacto ambiental, según el cual la nueva combustión no “variará la tipología de los contaminantes atmosféricos emitidos con respecto a los que se emiten actualmente (CO, CO2, NOx, SO2, partículas sólidas, HCI, HF, metales pesados, dioxinas y furanos)”. “Por todos es sabido –remachan– que la incineración de plásticos y neumáticos incrementa las emisiones de mercurio, plomo, dioxinas y furanos, todas ellas sustancias persistentes que se bioacumulan en los seres vivos”.

La asociación ha tenido acceso, además, a un estudio realizado por el departamento de Epidemiología y cáncer de la Universidad Carlos III según el cual existe un riesgo mas elevado de muerte por cancer en los municipios proximos a incineradoras que confirma sus temores. A todo ello añaden las perniciosas consecuencias que las emisiones tendrán sobre las explotaciones agrícolas de la zona, en las que hay viñedos de varias denominaciones de origen y espacios naturales protegidos, como el Parque Regional del Sureste, una Zona de Especial Protección de Aves y un Lugar de Interés Comunitario.

Por último denuncian que el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Morata apoyó el proyecto el pasado mes de marzo emitiendo un informe urbanístico favorable contra el criterio de los ciudadanos, que dos meses antes habían pedido la celebración de una consulta popular.

Por todo ello, la asociación vecinal convoca una concentración contra el proyecto que tendrá lugar el jueves 23 de mayo a las 20.30h en la plaza Mayor del pueblo, a la que invitan a acudir a las poblaciones de Arganda del Rey, San Martín de la Vega, Rivas Vaciamadrid y Perales de Tajuña.

Firma contra la incineración de residuos en Morata pinchando aquí.