A partir del 1 de marzo, el Ayuntamiento de Madrid instalará parquímetros en otros 19 barrios, entre ellos, Carabanchel Alto. Según los representantes de la A.V. Carabanchel Alto, ‘la regulación del aparcamiento que pretenden implantar no tiene justificación en un barrio periférico y residencial como Carabanchel Alto, en el que el problema de aparcamiento se da por la noche y no de día. Esta medida sólo se puede entender por el ánimo recaudatorio del Ayuntamiento de Madrid para costear unas obras que, además de destrozar el medio ambiente de la ciudad, incentivará aún más el uso del transporte privado’. Por todo ello, la Asociación de Vecinos de Carabanchel Alto ha solicitado a Don Pedro Luis Calvo Poch, concejal del Área de Gobierno de Seguridad y Servicios a la Comunidad, la celebración de una reunión urgente ‘para exigirle la anulación del proyecto’ y que construya ‘los aparcamientos de residentes necesarios en el barrio’. Para apoyar estas peticiones, la entidad aportará al Registro del Ayuntamiento, con fecha 10 de febrero, la firma de más de 1.000 vecinos y vecinas que se oponen a la medida.