El 20 de septiembre del pasado año, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ponía en Coslada la primera piedra del futuro Hospital del Henares. El nuevo centro sanitario contará con una estación de metro como resultado de la ampliación de la línea 7 y prestará cobertura asistencial especializada a más de 170.000 personas a partir del año 2007. Según datos de la consejería de Sanidad, contará con 245 camas disponibles, total que se elevará hasta las 303 en el año 2017 para dar servicio a las 210.000 personas que, según estimaciones del Gobierno regional, vivirán en el ámbito.

En el acto de colocación de la primera piedra, la presidenta recordó que los servicios sanitarios de este centro hospitalario serán de gestión pública, mientras que los servicios no sanitarios serán externalizados. Los vecinos, sin embargo, no están tranquilos. El Ejecutivo regional aprobó el pasado mes de junio la adjudicación del contrato de concesión de obra pública para la construcción y explotación del hospital. A partir de la puesta en funcionamiento del centro se pagará un canon anual de 14.964.000 euros durante la vigencia del contrato, excepto en la primera y última anualidad, que serán de 12.042.945 y 7.932.969 euros, respectivamente. Así y, para garantizar la gestión pública del Hospital, los miembros de las organizaciones que forman parte de la Plataforma por la Mejora y Defensa de la Sanidad Pública del Corredor del Henares han iniciado una recogida de firmas en la que los vecinos manifiestan su ‘oposición a que los servicios clave en la calidad asistencial y la relación hospital-ciudadano sean privatizados’.