La Plataforma contra la Impunidad del Franquismo fue creada, hace un año, como un espacio para el encuentro, plural y democrático, de personas, grupos y entidades de diferente índole y naturaleza en torno a un objetivo común: la lucha contra la impunidad de los crímenes cometidos por el franquismo durante la guerra civil y durante la dictadura “fascista” a lo largo de casi cuatro décadas y por la “proyección de sus aparatos jurídico-policial-militar en el proceso de transición a la democracia”.

La persistente lucha de quienes, durante estas 55 semanas han mantenido viva la llama de la memoria chocó hace unos días con la noticia de que el Diccionario Biográfico Español de la Real Academia de Historia se refiere a Franco como ‘Generalísimo” o “Jefe de Estado’ destacando su valor militar y omitiendo su perfil represor. La obra, cuya edición ha contado con subvenciones por valor de 6,4 millones de euros del Gobierno, asegura que Franco “montó un régimen autoritario pero no totalitario’.

La Plataforma considera que la publicación de tales referencias es un “grave insulto”, no sólo “a todas las víctimas del franquismo, sino a toda la democracia española, que parece estar en manos de herederos directos de la dictadura, como Luis Suárez, un historiador vinculado a la Fundación Francisco Franco que preside la Hermandad del Valle de los Caídos”. “Quien oculta la represión -subraya- no menciona las palabras ‘autarquía’, ni ‘dictador’ y utiliza el diccionario como propaganda franquista.

“La situación de desamparo y olvido institucional de las víctimas del franquismo” requiere de “urgentes medidas jurídicas, políticas y éticas que pongan remedio a la deuda contraída por el Estado democrático con los miles de personas represaliadas, torturadas y asesinadas por la dictadura”. Para ello, reclaman que la historia sea contada “objetivamente” y que “no se siga mintiendo”.

La Plataforma exige la retirada de los 25 primeros tomos del Diccionario Biográfico Español de la Real Academia de la Historia y la paralización del curso editorial de los 25 restantes “hasta que no se modifiquen las entradas relacionadas con la memoria histórica que han sido manipuladas”. Exige, además, una rectificación pública de la Real Academia ‘por manipular la Historia y ocultar la represión del régimen franquista’, así como la asunción de las responsabilidades que corresponden no sólo a “las personas que han redactado los textos”, sino también a “quienes los encargaron” y “quienes los revisaron”.

A juicio de la plataforma, es “intolerable” que se hayan dedicado 6,4 millones de euros de los fondos públicos a una obra que “ensucia la historia de todos los españoles y españolas”. Hoy a las 20h volverán a concentrarse en la Puerta del Sol para exigir “verdad, justicia y reparación”, “fundamentales -añaden- para el devenir de una sociedad plenamente democrática”.