Manolo Doblado ha fallecido como vivió: luchando, como ejemplo de entrega y constancia. Su corazón se apagó el pasado lunes, 11 de enero, cuando se dirigía a una reunión de la Plataforma Mayores en Acción que se iba a celebrar en la sede de la Asociación de Prejubilados y Pensionistas Jubiqué? en Madrid. Miembro activo de esta entidad y de la asociación vecinal La Flor del Barrio del Pilar, su barrio, en sus últimos años se dejó la piel por los derechos de las personas mayores, impulsando con empeño la extensión y unión de sus agrupaciones. Su paciencia a prueba de bombas, su tolerancia con lo diferente, su enorme capacidad de trabajo y una integridad tozuda están detrás de logros tan importantes como la constitución de la red estatal Marea Pensionista.

Desde la Comisión de Mayores de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), de la que era máximo responsable, junto a otras entidades como los Mayores del 15M o la Federación de Pensionistas y Prejubilados (FEMAS), Manolo contribuyó a poner en marcha la Plataforma Mayores en Acción de Madrid y, más recientemente, la citada Marea Pensionista, de la que era portavoz. En una de sus últimas intervenciones públicas, el pasado 26 de octubre fue el encargado de presentar en Madrid, ante los medios de comunicación, el nuevo espacio de coordinación, que nace con el fin de luchar por el mantenimiento y mejora de nuestro sistema público de pensiones.

Tras su presentación pública, la Marea Pensionista organizó el 25 de noviembre acciones simultáneas en diversas ciudades del Estado para llamar la atención sobre el deterioro de la calidad de vida de nuestros mayores y exigir a los partidos políticos un compromiso con la mejora de las pensiones públicas. Aunque su debilitado corazón le impidió asistir a la concentración que ese día se celebró en Madrid, como siempre, aportando su trabajo desinteresado y sus buenas dotes organizativas, Manolo estuvo detrás de esta importante jornada.

Manolo tenía 68 años y atesoraba una vida intensa, entregada a la lucha por la justicia social. Como otros compañeros del movimiento vecinal de su quinta, participó en las primeras Comisiones Obreras, sindicato en el que militó hasta su prejubilación en el Banco Santander, del que era apoderado. Y como tantos otros de aquella época, compartió esa militancia con la del Partido Comunista de España. Creció en el popular barrio de La Elipa, para vivir después en el distrito Salamanca y en el de Fuencarral-El Pardo. Hace 30 años se trasladó al barrio del Pilar. En la asociación vecinal de la zona, La Flor, ocupó desde entonces diferentes cargos en su junta directiva.

En 2003, junto a otros prejubilados y pensionistas del sector financiero fundó Jubiqué?, en cuya sede se le podía ver casi cada mañana, atendiendo los problemas y sinsabores de las personas de este colectivo. Aportando soluciones, con una paciencia, generosidad y entrega extraordinarias. Sembrando concordia y unidad.

Acompañado por decenas de los suyos, nuestro responsable de Mayores ha sido incinerado esta mañana en el cementerio de La Almudena.

Desde la FRAVM somos muy conscientes del enorme hueco que dejas, Manolo. Ahora solo nos queda seguir tu ejemplo. Te lo debemos. D.E.P. querido compañero.