El movimiento vecinal de Villaverde acaba de perder a una de sus figuras más queridas y reconocidas, el investigador y activista Julio Alguacil. Fallecido a sus 58 años, ha dejado un vacío irreparable en el barrio en el que residió y luchó durante toda su vida, Villaverde Alto, así como en su asociación vecinal, La Incolora, de la que fuera incombustible alma mater. “Nuestro compañero y amigo nos ha dejado pero su ejemplo de lucha y amistad nos acompañará siempre. Para la Asociación Vecinal La Incolora, de la que fue socio fundador, ha sido un verdadero honor compartir todos estos años con él, aprendiendo de su saber hacer y estar. El mayor homenaje que le queremos hacer es seguir en nuestra lucha del día a día, tanto por las pequeñas como por las grandes causas”, puede leerse en el sitio web de una entidad que puso en marcha hace unos 16 años. Antes, en el mismo barrio que le vio crecer y formar una familia junto a Concha Denche, ex concejal de IU, Julio Alguacil creó en los ochenta el Colectivo Ecologista Alternativo de Villaverde y formó parte de la Emisora Libre Onda Sur. Militante de IU durante años y gran aficionado a la montaña, en La Incolora impulsó el grupo senderista Pataliebre.

Persona muy querida tanto en el barrio como en el movimiento ciudadano y en el ámbito académico, Julio tuvo la virtud de unir en su trayectoria de vida militancia y carrera profesional como investigador social, que dedicó al estudio de cuestiones como los movimientos sociales, el desarrollo local, la exclusión social, las políticas locales y la participación ciudadana. Doctor en Sociología por la Universidad Complutense, desde que finalizara su carrera trabajó como profesor e investigador, primero en esta universidad y desde 1993 en la Carlos III de Madrid, donde acabó desempeñando el cargo de director del Departamento de Análisis Social.

Como sociólogo urbano y pensador, Julio nos ha dejado una prolífica obra, que junto a su coherencia de vida sin duda servirá de ejemplo e inspiración para los actuales y futuros investigadores y activistas sociales. Un centenar de libros, monografías y artículos en revistas especializadas dan muestra de su intensa actividad intelectual. Entre los primeros se encuentran títulos como Calidad de vida y praxis urbana. Nuevas iniciativas de gestión ciudadana en la periferia social de Madrid (CIS – Siglo XXI, 2000), Ciudadanía, ciudadanos y democracia participativa (Fundación César Manrique, 2003) o Poder local y participación democrática (El Viejo Topo/ Fundación Europa de los Ciudadanos, 2006). Fue coautor de decenas de trabajos, como el volumen, impulsado por la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), Memoria ciudadana y movimiento vecinal. Madrid, 1968-2008 (Catarata, 2008).

En el ámbito privado, Alguacil trabajó como investigador en el Colectivo de Estudios Medioambientales y Ciudadanos (CEMIC), el Centro de Estudios de Mercado y Ciudadanos (CEMYC, SL) y en la Fundación del Hogar del Empleado (FUHEM). Desarrolló también numerosos estudios para ONG y administraciones como la Consejería de Obras Públicas y Transportes de la Comunidad de Madrid y fue miembro del consejo de redacción de diversas revistas especializadas. Entre estas se encuentran El nudo de la red (1989-1992), Anexo de Economía y Sociedad de la Unión de Cooperativas de Trabajo Asociados de Madrid (UCTAM) (2003-2004) y Documentación Social (desde 2007). Componente del Comité Hábitat Español de 2001 a 2007, en esos años fue también coordinador del Plan de Desarrollo Comunitario de San Cristóbal de los Ángeles (Villaverde).

Tal y como subraya la Asociación Vecinal La Incolora, querido Julio, ahora solo nos queda seguir tu senda, recorrer unos pasos que llenaste de coherencia y entrega desinteresada. Desde la FRAVM, en nombre del movimiento vecinal madrileño, queremos trasladar todo nuestro cariño y reconocimiento a su mujer, sus dos hijas y a los compañeros y compañeras de La Incolora y de las asociaciones de Villaverde. Descansa En Paz.