Hace más de una década que los habitantes de Moratalaz, con su asociación vecinal Avance a la cabeza, reclaman mejoras en la accesibilidad de las cuatro estaciones de Metro que posee el distrito, uno de los más envejecidos de la capital. Ninguna de ellas cuenta con ascensor, a pesar de que la media de edad de su población es hoy de 47 años y el 23,4% de sus moradores, es decir, casi 25.000 personas, tiene más de 65 años. Por eso, estas recibieron con alegría el anuncio realizado por la Comunidad de Madrid en octubre de 2017 de que las obras para instalar ascensores en la estación de Pavones estaban “a punto de comenzar”. Lo iban a hacer en el marco del Plan de Accesibilidad de Metro del Gobierno regional, pero a día de hoy los trabajos aún no han arrancado, y no lo harán hasta después del verano, según la última previsión hecha pública por el Ejecutivo.

Ante este retraso, y después de una espera que dura ya más de diez años, la Asociación Vecinal Avance de Moratalaz, con el apoyo del Foro Local del distrito, ha convocado una concentración el próximo sábado 24 de marzo con el lema “Ascensores en el Metro ya”. Durante la protesta, que comenzará a las 12:00 ante la salida de la estación de Pavones, la asociación realizará la colocación simbólica de la primera piedra de las obras de los deseados ascensores.

Cartel concentración por ascensores en MoratalazLa Comunidad de Madrid tiene previsto invertir 4,9 millones de euros en la instalación de tres elevadores y otras mejoras de accesibilidad de la estación. “Nos gustaría que, de una vez por todas, la Consejería de Transportes instalase ascensores en las cuatro estaciones de Metro del distrito, pero es prioritario que lo hagan en la de Pavones, ya que está junto al intercambiador de autobuses, la oficina de empleo, la Junta Municipal, servicios sociales, el centro cultural y el centro de especialidades del barrio; por eso tiene un gran uso”, indica Mercedes San Ildefonso, presidenta de la asociación vecinal Avance, antes de remachar: “esto es muy importante para el distrito, ya que tenemos muchos mayores que no usan el Metro porque no está adaptado, y eso que según la Ley General de derechos de las personas con discapacidad debería de haberlo estado antes del pasado 4 de diciembre, fecha límite que estableció el Gobierno central”.

Además de Pavones, Moratalaz dispone de las estaciones de Estrella, Vinateros y Artilleros. Ninguna de ellas está adaptada para personas con movilidad reducida. Y ya va siendo hora.