Sin duda, la habilitación de una estación en el municipio del Henares con objeto de conectarlo con la red del suburbano supone una mejora respecto a la situación actual, pero la entidad lamenta que no se haya tenido en cuenta su propuesta de colocar en la estación de San Fernando una “vía diagonal”, lo que permitiría a los trenes regresar por otra vía y convertirla en cabecera de línea. Casi todas las estaciones de la Línea 7 disponen de este tipo de vía, y su instalación supondría una inversión de unos 100.000 euros, peccata minuta si tenemos en cuenta, tal y como indica el portavoz de la plataforma, Eloy Rodríguez, que la Comunidad de Madrid tiene previsto desembolsar unos 70 millones de euros en las obras de reparación de la red en el municipio. Sin esa “vía diagonal”, los trenes de la estación de San Fernando se verán obligados a circular por un solo carril y a realizar únicamente trayectos de ida y vuelta hasta La Rambla, convirtiéndose, tal y como se conoce en el argot profesional, en “trenes de la bruja”. De esta forma, los pasajeros que deseen viajar a Madrid desde la estación de San Fernando deberán realizar un transbordo en La Rambla, y solo tres paradas después, en Estadio Olímpico, otro, ya que en este lugar se pasa de la zona B1 a la zona A de Metro.

Recordemos que con motivo de la aparición de grietas en viviendas y edificios públicos, Metro cerró en noviembre de 2015 todas las estaciones ubicadas en San Fernando de Henares, algo que se mantiene hasta hoy. Poco después, la plataforma de damnificados que se puso en marcha por estos hechos presentó a la Consejería la propuesta de la vía diagonal. En la actualidad, las obras se concentran en los túneles que se hallan bajo el Complejo El Pilar, entre las estaciones de San Fernando y Jarama. Dado que el trayecto entre esta estación y la de Hospital del Henares no está afectado por los trabajos, y que estos pueden prolongarse aún varios meses, la plataforma ha propuesto a la Comunidad de Madrid abrir este tramo con objeto de facilitar el acceso al centro hospitalario a los habitantes no solo de San Fernando sino también de Mejorada del Campo, Velilla y Loeches. “Actualmente tenemos un caos importante de circulación de coches en el entorno del hospital, y tanto el parking subterráneo como los alrededores del centro en superficie están saturados, algo que se reduciría sin duda si los vecinos pudieran llegar en metro”, sostiene Eloy Rodríguez.

En un comunicado hecho público ayer, la plataforma ciudadana recuerda otras demandas como que “las obras para solucionar el problema del asentamiento del terreno se realicen con el máximo rigor y haya garantías para que no se vuelva a repetir más esta situación, ya que se ha interrumpido el servicio cuatro veces desde su inauguración”. También reclama “el retorno al municipio de los servicios que se prestaban en los edificios del Complejo El Pilar lo antes posible, ya que algunos han salido del municipio”, una petición que ya ha sido firmada por más de 3.000 vecinos, y anuncia la petición de responsabilidades a la Comunidad de Madrid “por las deficiencias en viviendas y dotaciones afectadas por las obras del metro”.

“El servicio de transporte es un derecho de todo ciudadano y los vecinos de San Fernando de Henares se han visto perjudicados en demasiadas ocasiones y durante mucho tiempo desde la apertura de la línea 7B”, concluye la coordinadora, que está formada por asociaciones vecinales, de mujeres, AMPA y partidos políticos.