El pasado 16 de diciembre, Manuel, vecino del PAU de Vallecas, moría como consecuencia del atropello del que fue víctima el día 5 de septiembre. “Manuel fue atropellado en un peligroso cruce de nuestro barrio en el que aún no se habían instalado semáforos, a pesar de que 7 meses antes, Movilidad había prometido instalar semáforos en 36 intersecciones de nuestro barrio”, señala la A.V. Pau de Vallecas.

La asociación quiso hacer pública la denuncia convocando una concentración que tuvo lugar el domingo 23 de diciembre a las 12h. en memoria de su vecino, justo en el lugar en el que fue atropellado, junto a la parada de metro de Las Suertes.

Rosa María Pérez Mateo, presidenta de la asociación, recordó que “de los 36 semáforos prometidos sólo hay tres. Hasta el momento los responsables del área de Gobierno de Seguridad y Movilidad sólo nos han dicho que irán poniendo los semáforos paulatinamente y que no hay presupuesto para los pasos elevados que solita la asociación”.

Las vecinas y vecinos presentes en la movilización pidieron, asimismo, al Ayuntamiento, más vigilancia policial para evitar las carreras clandestinas de coches.