El 28 de marzo de 2008 la presidenta regional inauguraba el hospital Infanta Leonor, que requirió una inversión pública de 87,5 millones de euros. Durante el acto de presentación, Esperanza Aguirre quiso subrayar la accesibilidad del hospital, anunciando que “un total de 325.000 madrileños de los distritos de Villa y Puente de Vallecas contarán con un hospital junto a sus casas, mientras que hasta ahora sólo podían acudir a los hospitales Gregorio Marañón y Virgen de la Torre”. El centro, de hecho, dispone también de helipuerto “plenamente operativo, situado frente al pabellón del servicio de urgencias y de paneles solares.

Tal accesibilidad, sin embargo, deja mucho que desear, a juicio de las asociaciones vecinales de Villa de Vallecas, quienes llevan años reivindicando un acceso directo al centro hospitalario ya que

solo hay uno y para hacerlo en coche ‘casi hay que salir del distrito’, denuncia Quique Villalobos, de la AV PAU de Vallecas. En transporte público, es necesario llegar en metro hasta Sierra de Guadalupe y desde allí tomar tomar el autobús lanzadera H1, que solo cubre el trayecto entre la parada del suburbano y y el hospital pagando el euro y medio correspondiente al metro sencillo. Villalobos lamenta que las asociaciones del distrito han intentado en varias ocasiones negociar el precio o que se juntara con el del Metro pero “solo hemos obtenido respuestas negastivas’, concluye.

La solución que los vecinos plantean es construir un acceso directo que pase por debajo de las vías del tren en la calle Enrique Garcia Álvarez, un trayecto de apenas 150 metros que podría cubrirse andando.

La medida fue incluida en el Plan Especial de Inversiones de Villa de Vallecas (2008-2012) que el Ayuntamiento de la capital negoció con la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), a pesar, subraya Villalobos, “de que el Gobierno de la Comunidad de Madrid había asumido en 2005 las competencias para urbanizar el complejo hospitalario y sus accesos”. Lo hizo, en base al Plan Especial presentado por la Comunidad de Madrid y aprobado por el pleno del Ayuntamiento de la capital el 28 de junio de 2006, que incluía el esquema viario a ejecutar por la administración autonómica, traducido en 17 actuaciones.

En la actualidad solo se han llevado a cabo siete. Una de las diez restantes es, precisamente, el pasadizo bajo la línea de ferrocarril que reclaman las asociaciones vecinales.

Las asociaciones vecinales denuncian que el Ayuntamiento “se desentiende de sus responsabilidades en este asunto’ ofreciendo como única solución aplazar la construcción del acceso hasta 2017, una respuesta que no aceptan toda vez que “el PEIA es un compromiso firmado en negro sobre blanco por el Ayuntamiento con los vecinos”.

El pasado jueves 19 de abril las asociaciones vecinales del distrito de Villa de Vallecas se concentraron frente a la sede de la junta Municipal del distrito, en el paseo Federico García Lorca, 12 para exigir la ejecución de las actuaciones pendientes del plan de inversiones.