El 8 de noviembre de 2013 el Consejo de Ministros acordó declarar de interés general una parte del aparcamiento subterráneo de la plaza de la Villa de París para ampliar la Audiencia Nacional (AN) con la construcción de varias salas de vistas.

El Ministerio de Justicia, que ocupará 3.839 metros cuadrados de la mitad oeste de aparcamiento, podrá realizar las correspondientes obras de acceso desde la plaza y desde la sede de la Audiencia Nacional, en la calle García Gutiérrez.

Está previsto que las obras del edificio principal de la AN, que cuentan con un presupuesto de 16.378.539,9 euros, finalicen a finales de 2014 y las complementarias, para las que hay asignados 6.826.737,72 euros, concluyan durante el primer trimestre de 2015.

Las obras de ampliación, cuyo monto supera los 23 millones de euros, se financiarán con cargo a los presupuestos de 2014 (12.830.915,77€) y 2015 (2.365.347,54€).

Una vez que concluyan las obras, el aparcamiento tendrá unas 140 plazas de rotación, de las cuales aproximadamente la mitad serán alquiladas de forma permanente para los coches oficiales de la AN y el Tribunal Supremo.

A cambio, el Ministerio de Justicia se ha comprometido a peatonalizar las calles que rodean la plaza Villa de París.

José Carlos Nicolau, de la AV Barrio de Justicia denuncia que los vecinos tengan que pagar con una nueva “mordida” de espacio público y una inversión de más de 23 millones de euros el fiasco de la Ciudad de la Justicia, un proyecto megalómano que cayó en el olvido pero en el que se invirtieron más de 20 millones de euros en la construcción de un edificio y 1,4 millones solo en el acto de colocación de la primera piedra, en enero de 2007. “En la Audiencia Nacional se celebran multitud de macroprocesos. El centro de la capital no es el lugar idóneo, ni por seguridad, ni por cuestiones de movilidad, para albergar una institución de estas características”. “Durante años –apunta Nicolau– hemos sufrido la ocupación de una de las escasas plazas públicas del distrito con coches oficiales. Resulta ingenuo pensar que la peatonalización de las calles que rodean a la plaza compensará la ampliación de la Audiencia Nacional que, lógicamente, albergará mucha más actividad y tránsito de coches”.

Además, la asociación denuncia que las obras de ampliación del edificio están levantando más plantas de las permitidas por el Plan Especial, que contemplaba un incremento máximo de la edificabilidad del 20%. “Si la sede actual cuenta con siete plantas, el 20% de la edificabilidad actual serían 1,6 plantas, no las más de dos que están construyendo en la actualidad”, remacha Nicolau.