La corporación municipal de Coslada, reunida el pasado 14 de diciembre acordó, con los votos a favor del PSOE y del PP y los de IU y PIC en contra, aceptar la construcción de un gran centro comercial en el terreno público del Parque del Ferial haciendo así oídos sordos a las asociaciones vecinales, ecologistas, de comerciantes, AMPAs… que, desde hace meses, están haciendo frente a la cesión de una parcela de uso público a Hipercor S.A. para la construcción de un centro de El Corte Inglés.

En el pleno los representantes municipales respondieron a las alegaciones vecinales diciendo que “el informe ambiental de la Consejería de Medio Ambiente de 1 diciembre de 2006 señala textualmente “que no hay objeciones ambientales al expediente”. Los miembros de la Plataforma en Defensa del Parque Ferial, sin embargo, recuerdan que en 2006 Coslada superó en 126 ocasiones el valor máximo de PM10 (partículas de materia), fijado legalmente en 50 micras por metro cúbico que, según el Real Decreto 1073/2002, no debía superarse más de 35 días al año. “Con esta `calidad ambiental´, nuestros representantes políticos no tienen empacho en ceder una parcela pública para la construcción de un centro comercial con una superficie aproximada de 60.000 metros cuadrados (30.000 metros cuadrados de superficie por 2 alturas) que atraerá entre 5.000 y 7.000 vehículos al día más. La contaminación atmosférica no es cuestión baladí. Un estudio de Ecologistas en Acción del pasado 5 de enero concluye que en España fallecen tres veces más personas por la contaminación atmosférica que por accidentes de tráfico y casi once veces más que en accidente laboral. La polución incide en la aparición y agravamiento de enfermedades respiratorias, así como otras asociadas, como las vasculares y cánceres y provoca estas muertes. ¿Y dice la Comunidad de Madrid que no hay objeciones ambientales con datos así en el municipio con mayor densidad demográfica de Europa? Entendemos que el `interés general´ por el que justifica el alcalde, Raúl López, la construcción del centro debería ser, ante todo, el interés en mejorar la precaria situación del aire que respiramos, intentando reducir las emisiones contaminantes que tan graves perjuicios trae para nuestra salud, creando nuevos espacios verdes donde generar y purificar el aire y no basarse en intereses puramente económicos”.

Por todo ello, “enfrentados a unos poderes políticos y económicos que nos sobrepasan, esta Plataforma, apoyada por la Coordinadora de Asociaciones de Vecinos de Coslada, ha denunciado estos hechos ante la Fiscalía de Medio Ambiente y al Defensor del Pueblo Español”.