El martes 27 de marzo, representantes del colectivo Escuela sin Wifi, del que forma parte la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM) mantuvieron una reunión con Juan Ramón Villar Fuentes, director del Instituto de Tecnologías Educativas y Formación del Profesorado, del Ministerio de Educación. En el encuentro, los portavoces del colectivo ciudadano, Carmelo Santolaya y Asunción Laso, miembros del comité de coordinación de la Plataforma Estatal Contra la Contaminación Electromagnética (PECCEM) y Alfredo Suárez, director de la Fundación Vivo Sano, ambas entidades integradas en el colectivo Escuela sin Wifi, trasladaron a Villar la creciente preocupación ciudadana ante las consecuencias para la salud de los más pequeños derivadas de la imposición de la conexión Wifi en las aulas.

Los representantes de Escuela sin Wifi recordaron que existe una alternativa saludable y segura a la conexión a Internet por Wifi en las aulas: el cableado hasta los ordenadores portátiles, una opción que garantiza la conciliación del necesario acceso a la red de redes para el alumnado y el cumplimiento de las recomendaciones del Parlamento y del Consejo Europeo sobre la limitación de las radiaciones electromagnéticas para salvaguardar la salud de la ciudadanía.

Los representantes de Escuela sin Wifi recordaron al responsable del ministerio que dirige José Ignacio Wert que países como Alemania, Austria, Francia, Rusia, China, Italia, Taiwan, Finlandia, Israel, Australia… aplican ya el principio de precaución en sus respectivos ordenamientos legales, un ejemplo que debería seguir el Ejecutivo central.

Al término de la reunión, Santolaya, Laso y Suárez pidieron al responsable ministerial que, a la mayor urgencia posible, elabore “un plan de actuación concreto con plazos definidos” para reemplazar el Wifi por cable, ofreciendo para ello su colaboración y disposición a mantener las reuniones que sean necesarias.