Más de 500 vecinos tricantinos de todas las edades recorrieron, el pasado domingo, las calles del municipio de Tres Cantos para poner de manifiesto la oposición de la ciudadanía a la construcción de un campo de golf, el proyecto con el que el Ayuntamiento de la localidad y el Gobierno regional aspiran a albergar la celebración de la Ryder Cup Europe.

Los convocantes de la movilización (la AV Tres Cantos, la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid, ARBA, Asociación Ecologista del Jarama El Soto, Ecologistas en Acción, GRAMA, Jarama Vivo y la Plataforma en Defensa de las Zonas Verdes Públicas de Tres Cantos) declararon, al término de la manifestación, que el Ayuntamiento de Tres Cantos “nos engaña cuando dice que la finca de Valdeloshielos seguirá siendo un espacio público”. El acuerdo aprobado por el Ayuntamiento supone “el derecho y uso exclusivo durante años de todo lo que suceda en Valdeloshielos a la Ryder Cup Europe y después, la finca la gestionaría un Consorcio en el que el Ayuntamiento está en minoría, por lo que -concluyen- vamos a perder el derecho a caminar, a montar en bicicleta, a disfrutar de un espacio natural que hoy es de libre acceso para todos”.

Pero van más lejos. El proyecto es, en sus palabras, “un fraude legal”, toda vez que “lo aprobado no se parece a la realidad presentada a la organización Ryder Cup”, toda vez que “en la declaración no aparece un hotel de lujo, un helipuerto, instalaciones para los invitados, siete restaurantes, graderíos y aparcamientos para miles de personas” en un espacio natural que, recuerdan, goza de protección natural por su fauna y flora. El proyecto, concluyen, “es un engaño manifiesto en el que participan el Ayuntamiento, la Comunidad de Madrid y el Consejo de Ministros”.

Igualmente grave es, a su juicio, “la incompatibilidad del proyecto con el planeamiento urbanístico”, ya que la finca de Valdeloshielos no admite en la normativa urbanística municipal ninguna de las edificaciones e instalaciones anteriores”, a pesar de lo cual, el Ayuntamiento presidido por José Folgado “ha acordado aprobar la edificación de estas instalaciones ilegales”.

Al objeto de sacar adelante el proyecto, sus promotores no han dudado en “falsear la realidad para justificar lo injustificable” ya que, aseguran, “la Ryder Cup no es, ni mucho menos, el tercer espectáculo deportivo mundial, como vienen diciendo desde la Federación de Golf o desde el equipo de Gobierno municipal. Ni siquiera se encuentra entre los 10 acontecimientos deportivos más vistos del año”.

Tampoco les convencen unos beneficios económicos que los promotores del campo de golf estiman en 500 millones de euros ya que la última edición de la Ryder Cup “tuvo unos beneficios de tan sólo unos 48 millones, después de 143 millones de inversión en Gales, un lugar con una enorme afición y tradición golfista”.

“En lo económico -concluyen- no habrá más que pérdidas públicas para generar, si acaso, beneficios privados. El Consejo de Gobierno de Esperanza Aguirre se ha comprometido a poner los 170 millones de euros necesarios para garantizar la celebración de la Ryder Cup. Demasiado dinero público en tiempos de crisis”.

Por todo ello, advierten, ‘no vamos a permitir la destrucción del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares’. Creen que ‘todavía es posible pararlo y estamos seguros de conseguirlo con movilizaciones como la de hoy’.