El pasado 30 de junio, la AV San Fermín anunciaba una noticia largamente esperada: las niñas y niños del Club de Baloncesto San Fermín podrán por fin entrenar en la Caja Mágica a partir del mes de septiembre. ‘Así nos lo han hecho saber responsables del organismo que gestiona La Caja Mágica y otros espacios municipales de Madrid, Madrid Destino’, ratifica la asociación que, no obstante, subraya que ‘seguiremos muy de cerca para informar puntualmente de cómo se desarrolla en la práctica esta promesa realizada por los representantes públicos y asegurar que se cumpla’.

La asociación vecinal llevaba años reivindicando el uso de las instalaciones deportivas para las niñas y niños del Club de Baloncesto creado por la entidad en el marco del desarrollo del Plan de Barrio consensuado, precisamente, con el Ayuntamiento de Madrid. En noviembre de 2010 logró que el pleno de la Junta Municipal de Usera elevara al Consistorio la petición de que la Caja Mágica, que costó a las arcas públicas 294 millones de euros, abriera sus puertas al deporte de base y a las escuelas de formación “en las condiciones de los polideportivos municipales”, y que ello se lleve a cabo “en cooperación con las iniciativas promovidas por las entidades ciudadanas”.

Han tenido que pasar casi cuatro años para que el Ayuntamiento preste oídos a la reclamación y las niñas y niños de San Fermín puedan entrenar en un lugar cubierto aunque, como advierte la asociación, habrá que esperar a septiembre para confirmar.