El pasado lunes 9 de junio, Ana Gomendio López de Asiaín, Directora Gerente del Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA), debía haber declarado ante el Juzgado nº 48 de la Plaza de Castilla por la querellainterpuestapor el delito de malversación de caudales públicos y prevaricación continuada, a la que se ha sumado la Asociación de Afectados por la Venta de Viviendas del IVIMA como acusación popular.

En la tramitación de la querella se solicitaba distinta documentación, imprescindible para el desarrollo de la causa, y que el juzgado no ha requerido en tiempo a la Comunidad de Madrid. Esta falta de documentación hace imposible a las acusaciones particulares y popular preguntar convenientemente a la directora del IVIMA, por lo que se solicitó un aplazamiento para dar tiempo a que el juzgado consiguiese la documentación requerida. Así, el juzgado ha admitido la petición de aplazamiento, designando nueva fecha de la declaración para el 3 de septiembre de 2014.

En opinión de la asociación, el retraso de la declaración al 3 de septiembre es excesivo, pues para muchas de las personas afectadas por esta operación cada día que pasa está más cerca la pérdidade las ayudas al alquiler, el desahucio por no poder pagar las nuevas cuotas o el tener que irse de su vivienda al no poder comprarlas. Para algunas, sencillamente, ya es tarde.

De no atenderse a tiempo esta situación, de no paralizarse ya la operación de venta de viviendas a Encasa Cibeles, para muchas personas la justicia puede llegar irremediablemente tarde. Por ello, la asociación reclama que los trámites de obtención de la documentación necesaria para la declaración de la directora del IVIMA se agilicen al máximo y se adelante en lo posible dicha declaración, de manera que el juzgado pueda dictar medidas las cautelares solicitadas.