El pasado martes 14 de junio tuvo lugar la presentación del Centro de Educación Ambiental del Retiro a los grupos de interés relacionados con los huertos urbanos de Madrid.

El Centro de Educación Ambiental ‘El Huerto del Retiro’ es un proyecto promovido por la Dirección General de Sostenibilidad del Área de Medioambiente del el Ayuntamiento de Madrid, con la colaboración de la empresa de refrescos Trina como marca patrocinadora.

Al acto de presentación acudieron grupos que trabajan en huertos urbanos y similares: El Laberinto Jardinería, Huertos escolares-Entorno, La Huerta de Montecarmelo, representantes de la comisión de Huertos Urbanos de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), Germinando Sociedad Cooperativa, representantes de la Red de Huertos Urbanos de Madrid, Centro de Educación Ambiental Polvoranca y el Banco de Semillas de El Matadero.

Acudieron, asimismo, personas, organizaciones e instituciones interesadas en los huertos urbanos, como Gaspar Caballero y Mariano Bueno, escritores expertos en horticultura, Ecologistas en Acción, Ecosecha, Cruz Roja y Cea Bosque Sur, amén de representantes de las áreas de la Administración que trabajan para fomentar la proliferación de huertos, como los responsables de la Dirección General de Sostenibilidad y Agenda 21 del Ayuntamiento de Madrid, Madrid Salud, los centros de salud de San Blas y de Usera, y representantes de la Agencia para el Empleo y del área de Urbanismo del Ayuntamiento de la capital.

Las 50 personas que participaron en el acto participaron en los cuatro grupos de trabajo creados para definir las necesidades que se les presentan en el desarrollo de su actividad con los huertos urbanos. En la puesta en común se señalaron, entre otras, la falta de cesión de espacios por parte de la Administración pública; la necesidad de formación; la falta de difusión de estas experiencias; la presencia social y la normalización de estos proyectos; la necesidad de poner fin a la infravaloración del trabajo de la tierra; la urgencia de promocionar la gestión colectiva en una sociedad individualista, la productividad frente a la transmisión de valores del trabajo de la agricultura o la conexión de las personas con la tierra.

A continuación, los interesados aportaron ideas sobre las aportaciones que puede ofrecer el Centro de Educación Ambiental de Retiro al desarrollo de los huertos urbanos, entre las que destacamos, la creación de una red de contactos y cooperación entre huertos de la ciudad; la promoción de normativas que favorezcan la dotación de medios y cesión de espacios; la organización de seminarios o de encuentros como los que protagonizaron de forma estable y continuada y el impulso de fórmulas que permitan la puesta en común de problemas, soluciones y el seguimiento de cada proyecto.

Finalizada la sesión de los grupos de trabajo, Mª Sol Mena, jefa del Departamento de Educación para el Desarrollo Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, presentó a las personas que intervinieron en la mesa redonda. José Luis Fernández (Kois), representante de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), subrayó el hecho de que los huertos urbanos comunitarios constituyen espacios de convivencia y regeneración urbana y fomentan, además, la participación ciudadana, motivo por el cual se están multiplicando las asociaciones vecinales que apuestan por crear huertos comunitarios. Hizo referencia, asimismo, a otros huertos ‘atípicos’, como el creado por los taxistas de la T4, el de la acampada del Movimiento 15-M en plena Puerta del Sol o la propuesta del “huerto de Callao”, promovido por Trina. A este respecto, subrayó el ‘oportunismo’ de las empresas multinacionales que se suben a un ‘carro empujado y sostenido de forma altruista por mucha gente que ha logrado dar visibilidad a este tema’.

Le siguió José Illana Carracedo, director y fundador de la empresa Quiero Salvar el Mundo haciendo Marketing, que sostiene la promoción de huertos urbanos para Trina, explicó la esterategia de la empresa para difundir la cultura del ‘huerting’ entre el gran público.

María Fernández, de la Asociación Ecosecha, por su parte, hizo un repaso de las diferentes experiencias de producciones locales ecológicas, para el abastecimiento urbano.

Por último, Javier Segura, jefe del Servicio de Prevención y Promoción de la Salud y Salud Ambiental del Ayuntamiento de Madrid, subrayó las bondades de los huertos comunitarios para mejorar la salud comunitaria y la importancia de mejorar el acceso a productos hortícolas ecológicos para garantizar una dieta saludable. Con esos objetivos, sendos centros de salud de los madrileños distritos de Usera y de San Blas han promovido sus propios huertos dentro de su línea de acción de acercamiento a los barrios.

Mª Sol Mena clausuró el acto agradeciendo la asistencia de los participantes y la colaboración de Trina en la creación del huerto colectivo, las mesas de cultivo y los bancales del huerto en familia.