La Consejería de Transportes ha comunicado a la dirección del centro que la ampliación de la línea 9 de metro “obligará” a derribar el IES Mirasierra alegando que un trazado alternativo supondría un encarecimiento de la obra de 50 millones de euros. El recorrido previsto por el Gobierno regional aprovechará una parte de un túnel que ya existe hasta las cocheras de metro de Herrera Oria y contempla situar una boca de metro en el actual aparcamiento del instituto en respuesta a “una vieja demanda vecinal”. De aprobarse definitivamente el proyecto, todos los alumnos del instituto se tendrían que trasladar a otro que se prevee edificar durante este curso en Montecarmelo, se llevarían a cabo las obras del metro, se reconstruiría el Mirasierra y se reanudaría la actividad escolar en el centro.

La AV La Flor ya ha anunciado que presentará alegaciones al proyecto. El AMPA del instituto, que está en contacto con la asociación vecinal, ha convocado una asamblea que se celebrará el próximo 29 de septiembre para consensuar las medidas a adoptar. Por el momento, ya han anunciado que solicitarán sendas reuniones con los consejeros de Educación y Transportes para hacerles llegar sus inquietudes: “¿No se pueden hacer las obras de otra forma más sencilla para evitar tirar el edificio de un centro escolar? ¿Se han barajado otras posibilidades, como hacer la estación y las obras a cielo abierto bajo la calle Ventisquero de la Condesa o incluso en el parque que hay en frente del instituto?¿Cómo va a afectar todo a los alumnos matriculados en el centro?”- se preguntan.