El próximo 1 de septiembre el Ayuntamiento de Madrid pondrá en marcha el Servicio de Estacionamiento Regulado en el barrio Casa de Campo (Moncloa), una medida que ha provocado la unánime oposición del vecindario, como se puso de manifiesto en la multitudinaria asamblea informativa celebrada el pasado 6 de julio a iniciativa de la Asociación Vecinal Manzanares-Casa de Campo.

La entidad recuerda que en una reunión celebrada el pasado mes de febrero con representantes del Ayuntamiento, éstos “hicieron ver en todo momento que se tendría en cuenta las opiniones del vecindario” a la hora de diseñar la implantación de los parquímetros, decidir dónde y cómo se debían instalar y qué zonas se reservarían para los residentes. Pero no ha sido así, por lo que han decidido convocar una manifestación que se celebrará el próximo jueves 24 de julio con el objetivo de que el Consistorio dé marcha atrás.

En el barrio Casa de Campo, aseguran, no hay “verdaderos problemas de aparcamiento” por lo que a los vecinos y vecinas no les molesta que otras personas aparquen temporalmente en el barrio. Por la noche, que es cuando cuando el vecindario estaciona sus vehículos, lo harán como siempre, por lo que entienden que el SER “se convertirá en un impuesto más”.

La asociación, por tanto, exige al Ayuntamiento una moratoria de la puesta en marcha de los parquímetros y que, de acuerdo al compromiso adquirido con la asociación el pasado mes de febrero, consulte con el vecindario. Y marca otras prioridades a la actuación municipal, como la construcción de una escuela infantil pública, el mantenimiento del arbolado, parques, jardines y márgenes del río Manzanares, el control de plagas de roedores, cucarachas y aves, garantizar un transporte público digno, mejorar los accesos al barrio y la seguridad de los mismos (velocidad, señalización, etc.), el aislamiento acústico de la M-30 y reducción de la velocidad a su paso por el barrio Casa de Campo, la cesión de un terreno para la puesta en marcha de un huerto urbano comunitario o la mejora de la seguridad ciudadana, entre otras.

Esas fueron las reivindicaciones que centenares de vecinos sacaron a la calle con ocasión de la manifestación convocada por la AV Manzanares Casa de Campo, que estudia convocar nuevas movilizaciones a finales del mes de agosto.