La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Leganés ha aprobado ceder una parcela pública de 19.000 metros cuadrados a una empresa privada para construir y gestionar un “nuevo complejo polideportivo y un nuevo espacio acuático deportivo”

Tan pronto conoció la noticia, laFederación Local de Asociaciones Vecinales de Leganés ha puesto el grito en el cielo, no solo por el oscurantismo, la falta de transparencia y la urgencia con la que se aprobó sin pasar por el pleno municipal, sino porque, de ejecutarse el proyecto, la parcela quedaría segregada en cuatro partes, lo que impediría la construcción de equipamientos sociales y deportivos en los barrios de Vereda de los Estudiantes y Centro.

Por último, la federación vecinal denuncia el “desconocimiento de los problemas de los barrios”por parte del equipo de gobierno en un momento en que “hay cientos de niños y niñas pasando hambre y más de 20.000 parados y paradas que necesitan del apoyo de las instituciones públicas”, algo que explica el hecho de que “no escucha a los interlocutores vecinales, ni respetan los órganos municipales en los que ha de informarse y tomar decisiones al respecto”.

“Que el equipo de gobierno se dedique a operaciones urbanísticas y especulativas de estas características mientras sigue sin resolverse el aislamiento de Vereda de los Estudiantes por sus pésimos accesos es, cuando menos, un insulto para los vecinos y vecinas de Vereda de los Estudiantes”, remachan las entidades vecinales.

Por todo ello, exigen la paralización del proyecto y el respeto de los mecanismos democráticos, trasladando a pleno proyectos como éste para su debate.