A finales de 2013 el Gobierno de la Comunidad de Madrid presentó un proyecto para construir un cable esquí en la laguna de Mari Pascuala, en el parque de Polvoranca de Leganés.

La instalación deportiva se ubicaría junto al embarcadero de la zona del lago, un sistema de columnas y un cable metálico que permite practicar esquí acuático sin necesidad de meter lanchas o barcos en el agua, al que se sumarían rampas y desniveles para hacer más atractiva la actividad.

El cable esquí, que ocuparía 3.700 metros cuadrados, iría acompañado de instalaciones auxiliares relacionadas con el cable esquí y la hostelería y sería gestionado por una empresa privada.

El proyecto, sin embargo, no logró cosechar los esperados apoyos. Varios ayuntamientos de los municipios afectados (Leganés, Fuenlabrada, Móstoles y Alcorcón) mostraron su rechazo y decenas de asociaciones y colectivos alumbraron la Plataforma en Defensa del Parque Polvoranca por considerar que ponía en peligro una zona verde de incalculable valor ecológico y ornitológico.

Finalmente, la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha optado por dar carpetazo al proyecto.