“Aunque lo ideal es que se hubiera prolongado un poco más, entendemos las dificultades que esto generaría, así que estamos muy contentos, es por lo que llevamos peleando cinco años”, afirmó Isabel Carretero, presidenta de la Asociación de Vecinos para la Recuperación de Santa María de la Cabeza, tras conocer la noticia de que el Consistorio había aprobado ejecutar las obras de ampliación del túnel que actualmente horada el barrio. “Por fin se ha conseguido. La gente estaba muy inquieta, sobretodo los mayores, que son los que tienen los principales problemas de movilidad, ya que tenían miedo de que no se cumpliera la promesa”, indicó Carretero, que valoró de manera muy positiva todos estos años de luchas, en los que la entidad ha organizado decenas de actos de protesta, siempre con el apoyo de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM). Con dos años de retraso, la Junta de Gobierno municipal aprobó ayer el gasto de licitación para prolongar el citado túnel, una obra que irá acompañada de mejoras en la iluminación, el firme y la seguridad de la zona, además de un espacio verde sobre el túnel. El gasto de la licitación será de 16,6 millones de euros, un sobrecoste de 7,5 millones respecto al presupuesto que se realizó hace tres años, durante la pasada legislatura. Según Carretero, “el proyecto es semejante al que había en 2004, aunque se ha alargado un poco más, lo cual es mejor, ya que dispondremos de mayor movilidad en el Paseo de la Esperanza”. El túnel se incrementará 175 metros. Tras los trabajos, las vecinas y vecinos de la zona podrán volver a utilizar el paso de peatones que cruza el Paseo de Santa María de la Cabeza. “Ahora toca sufrir las obras con bastante paciencia y resignación; esta vez es por una buena causa”, apostilló la dirigente vecinal. Éstas comenzarán este verano y no finalizarán hasta finales de 2009.

Actuaciones en Aluche

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento aprobó ayer, de la misma manera, otras dos reclamaciones vecinales históricas, que además se hallan recogidas en el Plan Especial de Inversiones y Actuaciones (PEIA) del distrito de Latina, un documento que la FRAVM firmó con la alcaldía en enero de 2005. La primera es el soterramiento de la línea 5 de Metro entre las estaciones de Campamento y Empalme. En total, se cubrirán 350 metros de vías, lo que tendrá un coste de 14,5 millones de euros. Una actuación que liberará 17.500 metros cuadrados que se utilizarán para crear un parque, una carretera y otras infraestructuras y equipamientos. Las obras comenzarán este verano y se tiene previsto que finalicen dentro de dos años.

También en verano y con el mismo plazo de finalización comenzarán los trabajos de la segunda actuación de los PEIA que desde hace años demandan las asociaciones vecinales de la zona: la ampliación del intercambiador de autobuses de Aluche. En total, se emplearán 6,5 millones de euros para aumentar de cuatro a 14 las dársenas de los autobuses públicos que hacen escala en este lugar.