Muy a su pesar, el barrio de Aluche y el distrito de Latina han adquirido fama internacional durante la actual crisis sanitaria como consecuencia de sus “colas del hambre”. No en vano, sus asociaciones y redes vecinales son las que ayudan a un número mayor de familias con alimentos y productos de primera necesidad en el municipio de Madrid. Según datos recopilados por la FRAVM, desde el inicio del Estado de Alarma y hasta el 31 de mayo, estos espacios de solidaridad habían prestado ayuda alimentaria a 3.831 hogares en Latina, muy por delante de las 1.398 familias atendidas por las redes de San Blas y las 1.327 de Puente de Vallecas, distritos que aparecen en segundo y tercer lugar. Son cifras que duplican las reportadas en el mes de abril, y que sin duda serán hoy mucho mayores, pues la demanda alimentaria no para de crecer, a la par que, con la llegada del verano, disminuyen las donaciones y el número de personas voluntarias de las redes de barrio.

Por este motivo, muchas de las despensas y bancos de alimentos que las asociaciones vecinales pusieron en marcha en los dos últimos meses para hacer frente a la emergencia alimentaria se encuentran hoy al borde del colapso. Este es el caso de la de Aluche, una de las más fuertes y conocidas, que hace dos semanas invitó al alcalde de Madrid y al concejal de Latina a conocer in situ su labor, con el fin de que cuanto antes esta pase a manos del Ayuntamiento. Los dos representantes municipales han ignorado hasta el momento la invitación.

A pesar de que Latina es el distrito de la ciudad que más presupuesto municipal recibe en concepto de ayuda alimentaria, este sigue siendo manifiestamente insuficiente para hacer frente a la emergencia actual, sostiene sus colectivos vecinales.

Con este mar de fondo, la Coordinadora Vecinal de Latina (COVELA) ha convocado una concentración para mañana, jueves 2 de julio, ante la sede de la Junta de Distrito en protesta por el “abandono institucional”. El acto comenzará a las 19:00 en el número 1 de la avenida de Las Águilas. “Mientras las redes vecinales ayudan a sus vecinos, el Ayuntamiento les ignora y mantiene los Servicios Sociales saturados e infradotados, ¡basta ya!”, sostiene COVELA en una convocatoria en la que pedirá “más inversión social”.

En las dos últimas semanas se han producido tres protestas similares ante las juntas de distrito de Centro y Usera. La última tuvo lugar ayer por la tarde a iniciativa de colectvios de solidaridad de Lavapiés y de la Red de Cuidados de Centro. En las tres las agrupaciones de barrio reclamaron al Ayuntamiento que, cuanto antes, se haga cargo de la ayuda alimentaria y de productos de primera necesidad que prestan cada semana a centenares de familias.

Cartel concentración redes vecinales Junta de Latina