El pasado viernes, 17 de mayo, por la tarde, la Coordinadora de Entidades Ciudadanas de San Blas-Canillejas organizó en la Quinta un sencillo acto en honor de uno de sus hijos pródigos, Andrés Cabrera, que falleció el pasado 24 de marzo tras una prolongada enfermedad. Acompañados de los sones de un violonchelo, miembros de esta plataforma plantaron un almendro en su memoria y descubrieron un hito de madera en el que aparece su nombre grabado. A continuación, el homenaje se trasladó al vecino Centro Cultural Buero Vallejo, sito en el calle Boltaña, donde, entre otras cosas, se proyectó un reportaje fotográfico sobre la vida de Andrés. Sus compañeros y amigos y amigas repasaron su fértil trayectoria, arropando a su compañera Manoli y su hijo Andrés, que regalaron al público estas palabras: “cuando Andrés era un niño, su padre le regaló una cajita de madera llena de semillas de árboles y le dijo, aquí tienes tu bosque; ahora Andrés, antes de dejarnos, nos ha regalado un bosque, un parque magnífico con siglos de historia que se nos quiso arrebatar”.

Recordemos que este luchador infatigable de Canillejas protagonizó en su último tramo de vida una exitosa batalla, aquella que consiguió paralizar la entrega a manos privadas de la Finca de Torre Arias. Presidente honorífico de la Plataforma de Torre Arias que consiguió la apertura de la Quinta a la ciudadanía, fue durante muchos años presidente y vicepresidente de la Asociación Vecinal Amistad de Canillejas, y siempre mantuvo una participación muy activa en la FRAVM y en la Coordinadora de Asociaciones Vecinales de San Blas. Precisamente una de estas entidades, la Plataforma San Blas Simancas ha rebautizado una de las estancias del Espacio Vecinal Montamarta como “Sala polivalente Andrés Cabrera”.

Glorieta Manuel Dorado Sainz

Unas horas después del acto de recuerdo a Andrés, el sábado por la mañana, en la otra punta de la ciudad, se descubría una placa con el nombre de Manolo Dorado, lo que servía para rebautizar la glorieta que se encuentra a la salida de la parada de Metro Batán. Hace casi un año, todos los grupos políticos aprobaron por unanimidad esta medida, para satisfacción de la Asociación Vecinal La Unión de Casa de Campo Batán, entidad de la que fue presidente Manolo durante muchos años.

Fallecido en 2016, este trabajador de banca se volcó en batallas como la rehabilitación de las viviendas de Batán, la defensa de la educación y de la sanidad públicas en el distrito de Latina, el cierre al tráfico de la Casa de Campo o la ejecución de medidas contra la contaminación acústica y atmosférica de la carretera de Extremadura. La implantación de semáforos en la A-5 a su paso por Latina, que marca el inicio de la conversión de esta autovía en una vía urbana, es un éxito vecinal de luchadoras y luchadores como él.