Durante el período navideño, miles de vehículos invaden las calles cercanas al eje comercial de la Gran Vía, saturando las calles del Barrio de Universidad con sus ruidos y sus gases contaminantes. La estrechez de las aceras en las vías del centro hace, además, muy complicado el tránsito para todos los peatones, vecinos y visitantes, mayores y pequeños.

ACIBU denuncia que “los vecinos llevan años solicitando medidas urgentes para proteger al peatón” pero hasta el momento “el Ayuntamiento ha hecho oídos sordos a todas las propuestas y sólo ha aceptado, en los últimos días, peatonalizar tres pequeñas calles a petición de una empresa privada que acaba de hacer un desembarco millonario en el barrio y ha comprado locales en esa zona”. Los vecinos se refieren a Triball, una sociedad que ya ha adquirido numerosos inmuebles en los aledaños de la Gran Vía.

La asociación vecinal reitera su petición de “restringir el tráfico y convertir el Barrio de Universidad en un Área de Prioridad Residencial, similar al barrio de Las Letras”. Tras el reparto de carteles contra el tráfico de drogas, la suciedad y las pintadas, y la organización de un concurrido pasacalles infantil pidiendo un espacio digno para los niños, ACIBU centra ahora su campaña ‘por un barrio mejor’ iniciada a principios de noviembre en esta demanda de declaración de Área de Prioridad Residencial.

Por último, la entidad vecinal informa de que “tras hablar con diferentes proveedores, sigue trabajando para conseguir un servicio de Wi-Fi gratuito para las calles y plazas del barrio”.