Decenas de miles de vecinas y vecinos secundaron ayer la manifestación convocada por los sindicatos CCOO y UGT en defensa de la educación, la sanidad, el transporte y la televisión públicas que, en opinión de los convocantes y de los representantes de las entidades ciudadanas están sufriendo, en nuestra comunidad, un maltrato sin precedentes por parte del Gobierno regional. Muestra de ello son las continuas cesiones de parcelas públicas para la construcción de colegios privados o concertados; la adscripción de áreas sanitarias a un hospital privado como la Fundación Jimémez Díaz o la Ley de Acompañamiento de Presupuestos de la Comuniad, que contempla la posibilidad de privatizar los hospitales públicos; la mala gestión del metro que, a lo largo de los últimos meses ha provocado decenas de averías y retrasos que el equipo de Gobierno de Esperanza Aguirre ha atribuido a sabotajes de los trabajadores y, por último, la conversión de Telemadrid en un aparato de propaganda del PP en una entidad en la que sus trabajadores mantienen una dura lucha en defensa de los derechos más básicos, como el de la libertad de información.

Todo ello animó en la tarde de ayer a miles de vecinas y vecinos a salir a la calle en defensa de los servicios públicos conscientes de que el modelo de gestión privatizado, ni es mejor, ni es equitativo, ni prioriza a las personas frente al beneficio y la rentabilidad económica.